El mejor que nunca gana nada...

"Por supuesto que el ambiente aquí en la Euro no es el mismo que en el Mundial, algo normal después de la derrota ante Dinamarca pero de ahí a pensar que hay grupos y clanes estamos muy lejos"

KHARKIV... “Por supuesto que el ambiente aquí en la Euro no es el mismo que en el Mundial, algo normal después de la derrota ante Dinamarca pero de ahí a pensar que hay grupos y clanes estamos muy lejos, yo hubiera actuado para disolverlos” fue la declaración de uno de los líderes de esta Holanda que hoy se jugaba la vida ante Alemania aquí en el Metalist Stadion de Kharkiv, Wesley Sneijder saliendo al paso de los rumores e historias de todos niveles que corrieron como reguero de pólvora alrededor del campamento de la Naranja Mecánica, hoy metidos en una más de… SUS ETERNAS PESADILLAS RECURRENTES… Y es que no existe explicación por la forma en que tantas Selecciones holandesas de tanto tiempo y de tantas generaciones no alcanzan a consolidar y culminar en títulos el dominio y jerarquía que pintan en la cancha, de botepronto recordar aquellas dos finales consecutivas en los Mundiales de Alemania 74’ y Argentina 78’, en donde la original “Naranja Mecánica” tuvo en un puño a sus rivales y anfitriones en turno, sólo para dejar ir por un pedacito esos partidos y con ellos los títulos Mundiales, mas cerquita aún... A ESPAÑA LO TUVIERON PARA MATAR… Y no lo hicieron en aquella Final de Sudáfrica 2010 a la que llegaron invictos con 14 goles anotados por sólo 7 de España y más enganchados que los españoles que venían siempre contra corriente anotando apenas un gol por aquí y otro por allá, mientras los “Naranjas Mecánicos” presumían autoridad ante sus rivales. Aquella final se fue a tiempos extras cuando los “Fantasmas Holandeses” se aparecieron en las fallas recurrentes frente al marco de Iker Casillas y así el título se va a España con el gol de Iniesta en tiempo extra que rompe un equilibrio asombroso, como siempre ocurre del ganador nos acordamos y la distancia con el segundo lugar se agiganta al paso del tiempo, no es tampoco consuelo ponderar y alabar las dotes y el gran futbol desplegado por… LAS TRES HOLANDAS DERROTADAS… En tres Finales mundialistas, aún y a pesar que en los tres casos tuvieron méritos más que suficientes para aspirar al título, por esto se define por goles y los fantasmas de las tres Holandas derrotadas en las finalísimas mundialistas los siguen persiguiendo generación tras generación, lo más incongruente, lo inexplicable es que los propios holandeses conocen parte del origen del mal que les aqueja que va mucho más allá de los simples síntomas de llegar y no anotar en los juegos importantes, de generar jugadas a granel, de envolver y hasta marear a los rivales en los partidos que dan títulos, pero no terminan las jugadas en el arco rival como si ocurre en cambio en otros partidos en donde terminan arrasando y disfrutando de su propio futbol, el mal que aqueja a los holandeses, lo saben bien, surge de sus propios temperamentos, de su “Mecha corta” por naturaleza, de sus propias personalidades que chocan en el vestidor como canicas en un frasco, que se han convertido en sus propios fantasmas egoístas y ególatras, y todo lo que comience con “ego” que termina traicionándolos y rompiendo cualquier armonía de esa que tan bien les funciona cuando logran distraer a esos Fantasmas tan volubles y traicioneros, cuando logran dejarlos encerrados en el vestidor y entonces sí surge su “Futbol Arte”, directo, alguna vez lo revolucionaron todo con su “Futbol Total”, ese que rompió las estructuras monolíticas del fut de defensas-medios-delanteros-alas-interiores-centro delanteros  para convertirse en un equipo que privilegiaba el apoyo y sacrificio de la alternancia de posiciones, de rotaciones, de relevos, de coberturas, irónico pues que a quienes inventaron este concepto que privilegia el Futbol Asociación sus propios fantasmas de “Egos” y “temperamentos” los sigan persiguiendo. ¿Y LAS HOLANDAS QUE ARRASARON?... Las de aquella tripleta infernal, aquella columna vertebral que hoy debería descansar con una estatua para cada uno en el Olimpo del Fut, Fran Rikjard, Rudd Gullit y  Marco Van Basten encabezaron un trabuco de miedo que conquistó la Euro 88 pero que nunca pudo trascender en los Mundiales por vivir en un vestidor siempre en erupción. Y PEOR AUN… Holanda deberá esperar que este domingo sean sus archirrivales alemanes quienes les ayuden con un favor que sería casi un milagro, derrotar a Dinamarca esperando además que los holandeses engañen a sus fantasmas, los metan en un casillero, y salgan a jugar con humildad, sacrificio, privilegiando el conjunto, con alegría y mucha fuerza para superar a Portugal que hoy volvió a la vida, ironías de la vida, creo que esto de esperar que sean los alemanes precisamente los que abran la llave para “hacerles el favor” a los holandeses es mucho para esa “mecha tan corta” que prende el vestidor Naranja.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas