Palco Deportivo

De las competencias semi fondo, del mexico-estadounidense que ganó una inesperada plata y del borracho que se reivindicó.

ES NUESTRO ESPEJO… Resulta que en las competencias de semi-fondo, es decir, 1,500m, 3,000m, 3,000m con obstáculos, 5,000 y 10,000m en la pista, (el fondo es el maratón) que han sido dominadas por los africanos de unos 20 años a la fecha, no se concibe una de éstas sin un africano en el pódium y en lo más alto del mismo, también en los maratones. Ellos están genéticamente preparados, son chiquitos, corriosos, de una gran resistencia y en todo el continente africano, no se crea que solamente del África Negra, ahí están los argelinos y marroquíes. LOS 1,500M ESTABAN CANTADOS… Para ser dominados por los africanos, sobre todo por lo marroquíes, pero de pronto en medio del argelino Taoufik Makhloufi, que ganó el oro, y del marroquí Abdalaati Iguider, con el bronce, se coló un norteamericano, que usted lo veía y decía ‘este cuate es mexicano’, y al terminar la competencia sacó dos banderas, la de México y la de Estados Unidos… ¡AH CARAY!... Resulta que él nació en Dolores Hidalgo, su padre tuvo que emigrar por falta de oportunidades, es una lección de vida. Llegó a Austin, Texas y cuando logró la residencia se llevó a su familia con él y este muchacho, Leonel Manzano, con tendencias a engordar, lo pusieron a hacer ejercicio en la Universidad de Texas, resultó bueno para este tipo de competencias, ya había participado en olímpicos pero sin muchos logros y hoy… SE CUELGA UNA MEDALLA OLÍMPICA DE PLATA… Una de las más inesperadas de todas, y al final saca las dos banderas y dice: “lo hago también por México porque allá están mis primos, mis abuelos, mi familia y son mis raíces, pero respeto a Estados Unidos porque me dio las oportunidades”… Así de fácil.    ___________________________________________________________________________________________________________ EL BORRACHO QUE SE REIVINDICÓ Hace tres años en la Lausana, Suiza en una competencia de la Golden League de Atletismo -que es el circuito de grandes premios equivalente a los Grandes Premios de Fórmula Uno- el ruso Ivan Ukhov, atleta de salto de altura, intentó hacer un salto, no pudo, cayó sobre el colchón y se quedó ahí tirado. Entraron los médicos a auxiliarlo porque no se levantaba y uno de estos médicos hizo un gesto negativo, levantó los brazos y se fue de ahí. Resulta que el ruso se había quedado tirado en el colchón… PORQUE ESTABA BORRACHO… Sí, se había pegado una parranda la noche anterior y así compitió en uno de los grandes premios de atletismo. Borracho, se vio obligado a abandonar, lo expulsaron, le obligaron a devolver el dinero de garantía que tiene estos atletas profesionales, la Federación Rusa también lo castiga y allá en Rusia, seguramente en la soledad, decidió volver entrenar para participar de nuevo. Lo hizo en solitario, siguió calificando -le estoy hablando de hace cuatro años- hace dos finalmente logra calificar y gana el Campeonato Mundial bajo techo, el año pasado en los Mundiales de atletismo se convierte en Campeón del Mundo y aquí en Londres logra una hazaña portentosa… SE CONVIERTE EN CAMPEÓN OLÍMPICO… Pero no termino ahí el asunto, resulta que cuando la barra estaba en 2.33m, -él había pasado valla en la primeras, es decir, los atletas que saben que pueden saltar mucho más deciden pasar las primeras con el riesgo de que si no logran saltar la altura que ellos pidieron quedarían fuera- él estaba con el torso desnudo, comienza a buscar su camiseta que no aparecía por ningún lado, le hacen la primera amonestación, entonces uno de sus compañeros que acaba de ser eliminado le presta su camiseta, la usa sin el número de su compañero, logra saltar el 2.33m, se va hasta el 2.38m y hoy es el Campeón Olímpico, así o más dramático para Ivan Ukhov, el borracho que se reivindicó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas