El origen de las especies

Parece mentira, pero existe un club de futbol que está más orgulloso de tener 150 años de polvo en sus vitrinas que trofeos. Un equipo que en sus orígenes decidió renunciar al profesionalismo para...

Parece mentira, pero existe un club de futbol que está más orgulloso de tener 150 años de polvo en sus vitrinas que trofeos. Un equipo que en sus orígenes decidió renunciar al profesionalismo para seguir siendo un club amateur en donde las reglas, según sus fundadores, eran mucho más valiosas que las profesionales.

Este equipo, nunca ha jugado en la Primera División, y jamás lo ha lamentado. Siete divisiones inferiores a la Liga Premier Inglesa, lo separan del Manchester, el Liverpool o el Chelsea. Su escudo no tiene estrellas, ni copas acumuladas como todo el mundo acostumbra cuando gana un campeonato. Tan sólo aparecen dos futbolistas con un balón bajo el brazo y una frase contundente que dice: "El Primer Club de Futbol del Mundo", junto a su año de fundación: 1857.

Se trata del Sheffield F.C., el primer club del futbol del mundo, reconocido oficialmente por la FIFA cuyo Presidente Joseph Blatter ha visitado las instalaciones del equipo hace unos días para festejar su aniversario 150.

Apenas dos años antes de su fundación, durante la época victoriana, Charles Darwin publicaba su obra "El Origen de las Especies". Quizá Darwin no lo sabía, pero en esa obra tan cercana a la creación del Sheffield F.C. también se encontraba el origen a una de las especies más singulares sobre la Tierra… el aficionado al futbol o el hincha.

Darwin planteaba que el origen del ser humano, se debe a la selección natural o la conservación de las razas. Sólo así somos capaces de entender la grandeza de un pequeño club, más antiguo que el Real Madrid, el Milán o el Manchester United. Al que todos ellos, sin duda, le deben algo.

La grandeza del Sheffield F.C. no tiene nada que ver con la invención del futbol, al que desde luego, ayudó a reglamentar. La verdadera grandeza de este club radica en la invención del aficionado, porque hasta antes del Sheffield, no había aficiones, ni estadios, escudos, colores, banderas e himnos. Es con su fundación que la gente empieza a identificarse con él y a partir de ahí nacimos todos. El paralelismo en épocas y teorías con Darwin, se demuestra con la evolución del futbol desde la creación del Sheffield F.C.

Algo tiene la historia de este club que se esconde en el misterioso bosque de Sherwood. Ahí en donde habita la leyenda del bandido más famoso de la historia, que solía arrebatar riqueza a las clases altas para repartirla entre los pobres. Es difícil de creer pero el Sheffield mantiene en su origen parte de la esencia de Robin of Locksley, mejor conocido como Robin Hood. Increíblemente, este club es capaz de recibir la visita de Joseph Blatter, y a la vez mantener un programa de apoyo para las comunidades africanas.

Todos somos parte de la celebración de este aniversario del Sheffield F.C., porque fue el primero que logró organizar la pasión en torno a unos colores, dándole identidad a una comunidad que hoy, aunque separada por miles de clubes en todo el mundo, forma parte de la misma especie: "aficionados al futbol".

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas