Adiós Maracaná

En 1996, después de 30 años sin organizar ningún evento formal, los ingleses recibieron en casa la Eurocopa de Naciones. Al puro estilo británico, los anfitriones definieron el hecho con una...

En 1996, después de 30 años sin organizar ningún evento formal, los ingleses recibieron en casa la Eurocopa de Naciones. Al puro estilo británico, los anfitriones definieron el hecho con una polémica frase… "Football comes home". Para ellos el futbol había vuelto a casa, el lugar donde nació. Entonces la pregunta era, ¿qué opinaban los brasileños de aquel slogan siendo los máximos exponentes en la historia de este deporte? La respuesta parece haber llegado 11 años después. Esta semana la FIFA ha volteado a ver  a su verdadera casa: Brasil. El equipo más famoso del mundo y también el más ganador, socio indiscutible de Joseph Blatter en su batalla contra la UEFA y el voto más duro del organismo.

Brasil es la joya de la corona de FIFA y sin embargo, apenas ha organizado una Copa del Mundo. En ese sentido incluso México lleva ventaja.  Los brasileños, quienes tienen más títulos que candidaturas mundialistas, organizaran la Copa del Mundo en 2014; una asignatura que tienen pendiente con su historia.

Desde 1950 parece que Brasil no ha querido saber nada de candidaturas y sedes. Lo que sucedió en aquel Mundial, cambió para siempre el futbol brasileño. Fue tan grande la derrota que sufrieron en su propia casa, que a partir de entonces, se convirtieron en un equipo capaz de jugar como local en todo los mundiales.

Los brasileños huyeron de casa en 1950 y no han vuelto. Sus grandes jugadores se fugaron a Italia, España, Alemania, Francia, Inglaterra y Holanda. Su afición viaja a cada torneo que juega su Selección en  multitud y siempre son mayoría. La prensa brasileña se desmonta completa y se monta entera en cada ciudad que visita la verdeamarelha. Y así, desde 1950 a la fecha, Brasil ha ganado 5 campeonatos del Mundo, 1954, 1962, 1970, 1994 y 2002. Además, se enorgullece de haber aportado al futbolista más grande en la historia de la humanidad: Pelé.

Pensando en estadísiticas, podemos decir que  Brasil ha ganado el 38 por ciento de los mundiales que se han organizado desde la tragedia de Maracaná y se ha convertido en la bandera de FIFA.  Eso es a lo que se llama, levantarse de una derrota.

Falta mucho, pero ya sabemos que en esto de los mundiales, la fecha siempre se encuentra a la vuelta de la esquina. Siete años no son nada para una afición que va a terminar esperando 64 años para ver jugar en casa un Mundial a su Selección.

Con el nombramiento de Brasil como sede, hay otro país que está obligado a recobrar fuerza, estilo, espíritu y garra, su nombre es Uruguay. La leyenda negra del Maracanazo aún habita en la memoria de muchos y en apariencia, representa el mayor miedo que Brasil tiene que vencer en los próximos 7 años, ganar en casa. Es muy probable que el futbol brasileño, haya dejado pasar tanto tiempo para organizar un Mundial, esperando que las memorias y recuerdos del Maracanazo quedaran enterradas para siempre.

Hagamos cuentas, la mayoría de los futbolistas que jugaron la Final del Mundial de Brasil 1950, como Obdulio Varela y Friaca han muerto. Los sobrevivientes como Gighia, autor del gol del triunfo, tendrán para entonces un promedio entre 88 y 98 años. Un niño de 10 años asistente aquel juego final tiene hoy 74 años, siendo de los pocos aficionados afortunados, a los que la vida dará una segunda oportunidad.

La presión a la que va estar sometido este equipo durante los meses de Junio y Julio del 2014, será quizá la más fuerte que se haya diseñado para un equipo de 22 futbolistas en toda la historia. Si Brasil sale como absoluto favorito cada vez que juega con cualquiera, imaginemos lo que sucederá jugando en casa.

Conjugar el verbo jugar, con la palabra Mundial y el nombre Brasil, es un ejercicio ilusionante y aunque falta mucho, la emoción empieza a apoderarse del mundo entero. La candidatura de Brasil, parece haber opacado incluso el Mundial de Sudáfrica que todavía no se juega.

Para terminar, me quedan 2 preguntas que el tiempo y jogo bonito se encargarán de resolver. Si Brasil es favorito en cada Mundial, entonces ¿llegará como Campeón a su propio Mundial? Y si esto sucede, entonces ¿Brasil ganará el Bicampeonato jugando en casa?… como ven la presión ha empezado ya.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas