Nueve Meses

Nueve meses pueden significar la creación y desarrollo de una nueva vida. Para un niño o un joven un año escolar, para nosotras las mujeres un embarazo, pero para un futbolista de 31 años, algo...

Nueve meses pueden significar la creación y desarrollo de una nueva vida. Para un niño o un joven un año escolar, para nosotras las mujeres un embarazo, pero para un futbolista de 31 años, algo muy distinto, el fin de su carrera.

La noticia de la lesión de Ronaldo entristeció a miles a los que durante años nos hizo sentir magia y alegría cuando veíamos partidos del Cruzeiro, del PSV, el Barcelona,  Inter, Real Madrid, Milán, pero sobre todo, cuando lo veíamos con la Selección de Brasil.

Este tipo de noticias son las que nos hacen recordar que el futbol no es siempre bondadoso. Y que hay algo mucho más fuerte y poderoso que la FIFA, los títulos, trofeos, los contratos millonarios, los anuncios, la publicidad, las mujeres hermosas y las colecciones de autos lujosos: el cuerpo.

Hasta hoy se pueden prevenir y rehabilitar muchas lesiones, pero recuperarse totalmente o impedirlas, es imposible. Nuestro cuerpo y salud es sobre  lo único que no podemos tener el control ni decidir.

No sé qué esté pagando Ronaldo. Justo cuando ese par de enormes dientes volvieron a asomarse para recordarnos que estaba feliz, cuando a esos chinos afro lucieron libremente para enmarcar su rostro de un joven por el que no pasaban los años, cuando nos demostró que otra vez podía correr  en una cancha sin importarle su panza, y jugar algunos minutos e inclusive anotar goles, su cuerpo se  la volvió a cobrar.

En estos días, en la prensa circulan las historias de sus lesiones, hablan de que atraviesa por un calvario, recuerdan la Final del Mundial de Francia, buscan culpables, pronostican su futuro y hasta lo retiran.

Ayer el Presidente de Brasil, "Lula" da Silva, se tomó un momento en el día para enviar un mensaje a Ronaldo, en el que le dijo  que se sentía "con el corazón partido".

Los médicos que lo operaron durante casi 8 horas en París, dicen que su estado es "favorable", y que depende de su motivación para volver a las canchas.

En el Milán dicen que ya le buscan sustituto. Médicos brasileños culpan al PSV de sus lesiones. Otro Médico de la Confederación Brasileña de Futbol fue despedido ayer por decir que Ronaldo había utilizado anabólicos cuando jugó en Holanda, y que eso fue la causa de su problema. En Brasil dicen que el Flamengo está interesado en ficharlo el próximo año para volver a ver la dupla Ro-Ro con Romario.

Yo espero que la imagen del miércoles pasado del partido entre el Milán y el Livorno, cuando Ronaldo cayó al césped, ahogado en un grito de dolor y desesperación, sosteniendo su rodilla izquierda, y después verlo sobre una camilla, cubriendo con sus manos su rostro de lamento y lágrimas, no sea la última que veamos de él. O al menos la última que recordemos…

Para no olvidar: ve este video.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas