Miss Sarajevo

Hace unos días en las oficinas centrales de la FIFA,  las autoridades deportivas de Kosovo presentaron oficialmente su solicitud para ser aceptados como miembro de la FIFA.

Hace unos días en las oficinas centrales de la FIFA,  las autoridades deportivas de Kosovo presentaron oficialmente su solicitud para ser aceptados como miembro de la FIFA.

Y es que el futbol se ha convertido en un tema tan fundamental que cuando aparece un nuevo país, o una región se independiza en cualquier parte del mundo, el siguiente paso, es también  ser reconocidos como nación en la cancha.

En los últimos años y aunque les ha costado caro, CONCACAF ha sido la Confederación que más países nuevos ha permitido con el objetivo de obtener con mayor regularidad la sede de una Copa del Mundo.

El caso de Europa ha sido diferente. La división de la Unión Soviética y Yugoslavia llevó a la creación de pequeños estados que han peleado por su reconocimiento como nación en el deporte. Muchos de ellos lo han conseguido.

Uno de los casos más interesantes es Gibraltar, que en alguna ocasión aplicó formar parte de la UEFA, lo que llevó al organismo a un cambio de regla porque la Federación Española de Futbol amenazó con sacar a sus equipos de competiciones internacionales en caso de que se le reconociera como nación. La UEFA se puso a temblar porque, ¿se imagina una Champions o una Copa UEFA sin el Real Madrid, el Barcelona, etcétera...?

En este caso, una cuestión política y de conflicto con Inglaterra trascendió a lo deportivo. Y fue por eso por lo que unos años después, la UEFA decretó que todos sus futuros miembros tenían que pertenecer a las Naciones Unidas.

Por lo general, conocemos las reglas del juego que impone FIFA, pero los estatutos por los que se rigen para aceptar o no a un país como afiliado son interesantes, pero a su vez confusos.

En el Artículo 10 es el en que se toca el tema de afiliación. Dicen que, toda Asociación responsable de organizar y supervisar el futbol en su país puede convertirse en miembro de la FIFA. Se entiende por país a un "estado independiente" reconocido por la comunidad internacional (aunque no está oficialmente definido, cuando se dice "comunidad internacional" se refiere principalmente a Estados Unidos e Inglaterra).

Retomando  lo que dicta la FIFA, hay una razón en contra de Kosovo, y es que la calidad de miembro al organismo sólo se permite cuando una asociación ha formado parte provisional de una confederación durante un periodo de por lo menos dos años.

Después de muchos años de lucha, apenas el pasado mes de febrero, Kosovo se declaró estado independiente unilateralmente. Esto quiere decir que, primero tiene que ser aceptado como miembro de alguna Confederación, y después, hasta dentro de dos años, podrían ser considerados por FIFA.

Por cuestión geográfica, a Kosovo debería de formar parte de la UEFA, sin embargo, la situación se vuelve aún más confusa porque cada Confederación regional tiene su propio criterio.

La membresía a la UEFA está abierta a todos los miembros de asociaciones de futbol situadas en el continente europeo, establecidas en un país reconocido como estado independiente por las Naciones Unidas, y que son responsables por la organización e implementación de cuestiones de futbol en el territorio de su país.

Kosovo enfrenta una situación complicada. Para que se convierta en miembro de la ONU, requiere la aprobación del Consejo de Seguridad y eso todavía no sucede. Además, la Federación Rusa parece estar dispuesta a vetar su solicitud de miembro de FIFA, y hay un apartado de la regla 10 en el que estipulan que, en caso de ser una región que aún no haya obtenido su independencia, necesita la autorización de la Asociación nacional del país del que dependa para solicitar su admisión.

Suena ridículo pero con lo que sí cumplen, es con una parte de la regla en el que dicen que toda Asociación que desee convertirse en miembro de la FIFA debe presentar una solicitud por escrito a la Secretaría  General de la FIFA.

Hay una posibilidad para Kosovo pero es poco conveniente. La CONCACAF no tiene restricciones geográficas para los países que quieran afiliarse. Mientras que la Confederación Asiática y la de Oceanía  aceptan miembros de fuera de sus áreas pero con la única condición de que no pueden pertenecer a dos confederaciones al mismo tiempo y que su membresía sea de acuerdo a los estatutos de la FIFA.

Lo de CONCACAF sería una locura, pero como FIFA exige reconocimiento de la comunidad internacional y no de las Naciones Unidas, sería aquí en donde tiene una opción ya que Estados Unidos reconoce a Kosovo como país independiente.

El participar en futbol internacional es una importante demostración de soberanía y Kosovo quiere empezar lo antes posible.

En Zurich se quedó  un sobre lleno de papeles y documentos, y será hasta finales de este mes cuando les den una resolución.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas