Ayuno de gol

Cuando un equipo grande de futbol pone los ojos en un jugador para ficharlo, después de haberlo visto en acción, observar detenidamente sus videos, valorar sus habilidades físicas y con el balón,...

Cuando un equipo grande de futbol pone los ojos en un jugador para ficharlo, después de haberlo visto en acción, observar detenidamente sus videos, valorar sus habilidades físicas y con el balón, la información que más interesa para completar el expediente es conocer la religión que practica.

Aunque pensaríamos que en el futbol la religión es algo personal y que su práctica no interviene directamente con los torneos, hay religiones como el Islam que exigen una entrega y sacrificio que repercuten hasta en las fechas y horarios en los que se disputan los partidos.

Mientras para nosotros septiembre es un mes patrio y de fiesta, para los musulmanes es tiempo de Ramadán. El noveno mes de su calendario, es conocido por ser el mes en el que se realiza un ayuno diario desde el alba hasta que se pone el sol. Incluye la abstinencia total de todo aquello que rompe la meditación como la comida, bebida y relaciones sexuales. Es obligatorio para todo musulmán adulto, sano y con juicio, ya sea hombre o mujer.

Los clubes europeos enfrentan una encrucijada apenas a unas semanas de haber arrancado sus ligas, y buscan cambios de horarios, o que sus jugadores que practican el Islam tengan la fuerza suficiente para poder jugar sin haber comido durante el día, y lo peor para un atleta, sin haberse hidratado, y sin poder hacerlo durante el juego.

Cuando Touré fue transferido del Mónaco al Barcelona, uno de los temas principales era si ayunaría según se lo marca su religión, a lo que el futbolista respondió que practicar el Islam, incluyendo el ayuno, no afectaba su exitosa carrera como futbolista.

Abidal, por su parte, quién se reconoce como un musulmán observador, ha declarado que solamente mirará el ayuno.

A Diarra, pieza fundamental del Real Madrid, le fue permitido por el club el ayuno durante el Ramadán.

Otros como Kanoute dejaron en claro que ayunarán durante todo el mes y declararon que aquellos que conocen su religión, entienden que,  en vez de debilitar, el ayuno les da más fortaleza y poder.

Algunos equipos como el Barcelona y el Sevilla han pujado para que durante septiembre, los partidos de la liga arranquen más tarde, una vez que se haya puesto el sol.

¿Deberían los equipos de modificar sus horarios durante el mes de septiembre, o simplemente aceptar el ayuno de algunos de sus jugadores?

Quizá el futbol francés sea el más habituado y adaptado al Ramadán ya que su Selección Nacional está formada de por lo menos seis jugadores musulmanes.

El tema de la religión en el futbol ha trascendido y cobrado cada vez más importancia, sobre todo en un tiempo en el que hay cada vez más tráfico de jugadores africanos que se incorporan a las ligas más poderosas del mundo.

Las recientes muertes súbitas en la cancha han alertado y asustado a los cuerpos médicos de los clubes que ahora no están dispuestos a dejar pasar por alto ningún detalle que pudiera derivar en una falla física. El no comer ni beber nada varias horas antes de un partido no es fisiológicamente común para el organismo de un deportista de alto rendimiento, aunque los jugadores que lo cumplen, llevan haciéndolo toda la vida.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas