Dime… ¿jugaremos el quinto partido?

Serio, correcto, elegante, profesional, educado y discreto. Así he percibido a Sven-Göran Eriksson en los meses que lleva en México.

Serio, correcto, elegante, profesional, educado y discreto. Así he percibido a Sven-Göran Eriksson en los meses que lleva en México.

Durante los partidos lo hemos visto con traje oscuro, corbata vino, y selectamente uniformado con su Cuerpo Técnico.

De su vida personal, en nuestro país ha salido muy poco a la luz pública. Sabemos que tiene una hija y un hijo que es técnico de un equipo de futbol en Sudáfrica, sabemos en dónde vive, cuánto paga de renta, que tiene un doble que estuvo en México burlándose de todos, y que hace unos días, una ex novia lo demandó por 3 millones de dólares por incumplimiento de contrato en la publicación de su biografía.

Lo que algunos no sabían, y otros ni nos lo imaginábamos es que, por más propio y conservador que se ve, Eriksson es supersticioso. Y, seguramente una de las charlas con los ex técnicos de la Selección que más debió haber disfrutado y encontrado puntos en común, debe de haber sido con Ricardo La Volpe.

Desde hace ya muchos años, cuando Sven dirigía a la Lazio, por lo menos una vez a la semana tomaba su auto y conducía hacia el norte de Roma, a un poblado llamado Potenza Picena. Ahí vive Maga Clara, ó Clara Romano en su acta de nacimiento, ó "Baronesa". Una adivina-curandera-exorcista italiana, quién hace unos meses recibió un arresto domiciliario por evasión fiscal, y por estafar a sus clientes.

Entre sus pertenencias, la policía encontró un cheque por una cantidad no revelada, firmado por Sven-Göran Eriksson. También aparecieron órdenes de pago de Máximo Moratti, Presidente del Inter de Milan, y una lista de clientes prominentes que por vergüenza, no quisieron hablar con oficiales encargados de la investigación.

Cada consulta con la Baronesa costaba algo así como 51 mil pesos, y podían ser en su casa o por teléfono.

Tras su arresto, Maga Clara dijo que nunca había defraudado a nadie, que solamente era víctima de la injusticia ya que jamás sus clientes se habían quejado de ella.

Después de la eliminación de Inglaterra en el Mundial de Alemania, los ingleses se aferraron a buscar cualquier explicación o culpable por el fracaso. En general, muchas de las convocatorias, y tácticas utilizadas por el sueco parecían absurdas y bizarras para la mayoría de los aficionados, por lo que cuando se supo de Maga Clara, sumado al cese de Eriksson de la Selección, muchos pudieron volver a dormir tranquilos.

Muchos deportistas y técnicos acuden con especialistas en energías alternas en búsqueda de algún consejo o simplemente de suerte y fortuna, que normalmente un Médico o Psicólogo no se las puede proporcionar.

Mientras se utilice para algo positivo, y no se dependa totalmente de ellos, no creo que puedan afectar, sin embargo, cuando los resultados no son los esperados, es ahí cuando se buscan responsables y es mal vista este tipo de ayuda.

Hasta hoy, no hemos visto nada extraño en Eriksson. Su vestimenta es muy normal, y sus corbatas no presentan excentricidades.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas