Entre Kaká y futbol

Todo empezó la tarde del martes pasado. Aparentemente, la reunión entre directivos del Manchester City y del Milán era para tomar una decisipón en torno al traspaso del arquero Dida.

Todo empezó la tarde del martes pasado. Aparentemente, la reunión entre directivos del Manchester City y del Milán era para tomar una decisipón en torno al traspaso del arquero Dida.Cuentan que un día después, Robinho comentó a sus compañeros de equipo que muy pronto su amigo del alma Kaká,  sería  nuevo integrante del Club, y que llegaría  con la etiqueta del jugador más caro del mundo.A partir de esto, y como sucede cada seis meses en el futbol,  han surgido una gran cantidad de rumores, especulación, confirmaciones, negación, y números, muchos números…Además, tal y como sucedió con Cristiano Ronaldo en el último año, aunque el traspaso sea casi un hecho, siempre puede haber algo al último minuto que haga que toda la negociación se caiga.  Pero mientras, se generó un  "boom" periodÌstico y publicitario que duró semanas e ingresó miles dólares.La realidad es que destronar a Zidane del primer lugar de la lista de los jugadores más caros en la historia debe de ser una gran responsabilidad. Hoy, muchos diarios internacionales han publicado la lista de los 10 jugadores más caros en la historia, y no todos han cumplido las expectativas que se tenÌan de ellos. Caso aparte el de Zidane, de quién valió la pena cada centavo gastado en él.Hay jugadores que se adaptan a un club y comulgan con sus ideales, se entienden con la Directiva, con la afición, y lo más importante, sienten cariño y amor por la camiseta. Kaká es uno de ellos,  lleva casi 6 años en el Milán, y siempre se ha sentido cómodo ahí, inclusive dijo que le gustaría envejecer en el club italiano.Pero encima del cariño, del sentimiento y amor por una camiseta que pueda tener un jugador,  siempre está el dinero,  los millones y millones de dólares que tienen más poder que cualquier sensibilidad humana, aunque sí existen, pero pocos, los jugadores que han podido poner la cuestión económica en segundo lugar. Aún así, si los millones no sedujeron al jugador, a la Directiva seguro que sí, y por más que un jugador quiera permanecer en un equipo se tiene que ir.Lo triste es que el futbol ya no pertenece a los viejos sabios y amantes del deporte que crearon los grandes clubes e instituciones con tradición. Tampoco a aquellos que se esforzaron durante años para forjar con campeonatos y títulos la historia de un club. Hoy el futbol está al alcance  de todo  magnate-petrolero-multimillonario poco conocedor de este deporte, capaz de adquirir un equipo profesional, del tamaño y reputación que sea,  y que un día se siente en la mesa, pregunte a sus asesores quién es el mejor jugador del mundo, a qué equipo pertenece, y cuánto vale para así ofrecer el doble.Quizá estemos muy cerca de ver la transacción más cara en la historia del futbol por más de 150 millones de dólares.El próximo lunes será crucial ya que Bosco, padre y representante de Kaká se reunirá con directivos del Manchester City quienes ya tienen preparado un atractivo proyecto al que dicen será difícil rechazar.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas