Historias del miércoles

Mientras aquí en México tendremos mil y un tomas y repeticiones de cada movimiento que ocurra en la cancha del Estadio Azteca, en Estados Unidos el panorama está poco complicado.

Mientras aquí en México tendremos mil y un tomas y repeticiones de cada movimiento que ocurra en la cancha del Estadio Azteca, y además podremos escoger entre 2 voces para que nos lo narren, en Estados Unidos el panorama está poco complicado. En principio, la cadena TELEMUNDO es la que tiene los derechos para transmitir el partido en español e inglés, pero los problemas comenzaron cuando decidieron que la versión en inglés sería transmitida por un canal poco conocido llamado Mun2. Obviamente, con esto buscaban aprovechar el creciente interés por el soccer en ese país y dirigir a la gente a un canal pequeño. Ahora, debido a las quejas, el canal TELEMUNDO utilizará  la modalidad SAP para transmitir en inglés el partido. En la lista que dio a conocer Bradley ayer, fue incluido Stuart Holden, joven que se ha ganado a pulso su llamado a la Selección después de su actuación en la Confederaciones y en la Oro. El chico es el otro 10. El número le fue asignado por la ausencia de Donovan en la Copa Oro. Nació en Escocia pero creció en Houston. De ahí su bravura y pasión por el futbol.   Se graduó de la Universidad de Clemenson, en donde jugó colegial y fue una de las máximas figuras del equipo. Después, fue fichado por el Sunderland inglés y al mes de haber llegado a ese país tuvo la mala fortuna de haber sido atacado en la calle junto con su hermano por 4 hombres que lo golpearon fuertemente sin razón ni provocación. Sufrió fuertes heridas en un ojo y cuando se recuperó a su equipo le restaba únicamente un partido por disputar en la temporada. El torneo siguiente estuvo cerca de ir al Leicester City pero se rompió el tobillo en un partido de Pretemporada y finalmente optó por regresar a Houston para jugar con el Dynamo. Me llama la atención la historia poco común de Holden ya que por lo general en el equipo de Estados Unidos estamos acostumbrados a ver trayectorias del típico “all american boy”, y quizá por lo que le ha tocado vivir a su corta edad este chico ha demostrado fiereza y capacidad para estar en el Azteca. La prensa americana destaca que el Estadio Azteca está incrustado sobre piedra volcánica a más de 2 mil 250 metros sobre el nivel del mar y eso lo vuelve uno de los escenarios más complicados en el deporte. Además resalta el smog, el calor abrasador, los más de 100 mil aficionados, y la desesperación mundialista de la Selección Mexicana. Estos ingredientes convierten al partido en el tiempo y lugar perfecto para los americanos de demostrar que su interés por el futbol va en serio. Aunque un partido de futbol no tiene nada qué ver con nacionalismos ni con la patria, creo que los mexicanos aquí en México lo tenemos un poco más claro que los que están allá. En algunos artículos que estuve revisando en diarios como el NYT,  hay diversas opiniones bien redactadas en las que mexicanos de segunda generación hablan del valor que tiene ganarle a Estados Unidos. Me sorprendió mucho que todavía existen opiniones muy radicales. Ya veremos… ya veremos…

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas