¿El fantasma ronda?

Nada debe ser más doloroso que perderse un Mundial por lesión. Y es que la historia del futbol mexicano registra como su momento más dramático en este sentido, la doble fractura que sufrió el...

Nada debe ser más doloroso que perderse un Mundial por lesión. Y es que la historia del futbol mexicano registra como su momento más dramático en este sentido, la doble fractura que sufrió el talentoso Alberto Onofre a tan sólo unos días que arrancara la competencia del Mundial México 70.

Fue en el Centro de Capacitación de la FMF en una práctica que aparentemente sería como cualquier otra, disputando un balón con su compeñero de selección, Juan Manuel Alejandrez. El crujir de los huesos fue escalofriante, de inmediato el mismo Alberto supo que la cosa era seria, y lamentablemente la noticia se confirmó, por lo que luego de arropar anímicamente al jugador, Raúl Cárdenas tuvo que modificar por completo los planes que ya tenía contemplados.

Hoy, 36 años después de aquel episodio, y a tan solo unos meses del Mundial de Alemania, Ricardo Lavolpe seguramente estará rogando no pasar por las mismas.

Y aunque parece que las lesiones de Cuauhtémoc Blanco (si es que si lo quiere llevar), Guillermo Franco y hasta la que este fin de semana aquejó a Antonio Naelson "Sinha", pudieran ser su principal preocupación, es un hecho que los otros 31 técnicos mundialistas piden exactamente lo mismo: no sufrir una baja por lesión momentos antes de arrancar la justa.

En nuestro país, luego del caso de Onofre viene a la mente el ejemplo de Ramón Ramírez, quien en un partido de liga entre Santos y América fue lastimado por el joven Alberto Carrillo, lo cual le impidió al nayarita acudir a los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Y tal vez la más reciente, cuando Claudio Suárez, también como Onofre en una práctica de la selección previa a un amistoso en Denver, Colorado, sufrió una fractura y tuvo que ser operado con una rehabilitaciòn que le llevó casi 8 meses.

Aunque debemos subrayar que el llamado "Emperador" alcanzó a reponerse y reaparecer en la liga reportándose listo para ser tomado en cuenta por Aguirre en su lista de viajeros a Corea 2002. Lamentablemente el "Vasco" no lo convocó y ello inlcuso provocó una reacción con palabras fuertes del zaguero, quien le echó en cara al técnico su falta a la palabra de honor.

El caso es que no hay peor enemigo para un futbolista que una lesión, y si acaso llega, no hay momento mas inoportuno que antes de un Mundial. Porque cuando se ha luchado durante 4 años para ser tomado en cuenta y aparentemente el técnico garantiza que aparecerá en la lista definitiva, cualquier cosa puede pasar cuando menos se espera.

¿Cuántas veces han escuchado aquello de "se está cuidando y por eso no entra con todo"? Atención que no es falso. Queda claro que ese "fantasma" ronda por la cabeza de los futbolistas siempre, pero aunque sea un riesgo de profesión, el perderse una Copa del Mundo por ese motivo es para frustrarle el resto de la vida a cualquiera, pues nada ni nadie garantiza que 4 años después vuelva a presentarse la oportunidad.

De manera que no nos extrañe que los próximos meses Blanco, Franco y Sinha, estén entre algodones tratando de llegar al 100 por ciento a la cita mas importante de sus carreras.

Y Lavolpe, tan dado a creer en eso, no nos extrañe que ya esté pensando en organizar una "limpia colectiva"... por si las dudas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas