¡Qué grande 'Vasco'!

No se tú, pero yo estoy orgulloso de Javier Aguirre. Y es que tal vez en el caso de los jugadores ya nos acostumbramos a que se les mencione como parte de equipos grandes, sobresaliendo los casos...

No se tú, pero yo estoy orgulloso de Javier Aguirre. Y es que tal vez en el caso de los jugadores ya nos acostumbramos a que se les mencione como parte de equipos grandes, sobresaliendo los casos de Hugo con el Real hace unos años y Márquez hoy con Barcelona.

De ahí para abajo hay otros, no tantos como quisiéramos, que también jugaron y juegan en conjuntos de la baraja más importante del mundo. Pero lo de Javier es de mencionar aparte.

Y es que apenas hace 5 años su vida transcurría en Pachuca, donde luego de conseguir un título de liga se daba el tiempo que la provincia permite para descansar, leer y disfrutar a su familia. De pronto, la salida de Enrique Meza al frente de la Selección Nacional (quien curiosamente hoy es el técnico tuzo) y el "Vasco" fue nombrado para sorpresa de muchos como el sucesor en una tarea que parecía sumamente complicada.

Entonces Javier tomó al toro por los cuernos, le hizo la faena y calificó a México para el Mundial de Corea-Japón 2002, llegando también a la Final de la Copa América en Colombia y convenciendo en muy poco tiempo de su capacidad como estratega en retos mas allá de nuestra liga.

Por eso no fue raro que un equipo chico de la liga española como Osasuna se fijara en él al término de la Copa del Mundo y lo invitara a probar suerte en el mismo club donde hace casi 2 décadas había jugado un tiempo que se interrumpió cuando una lesión le hizo volver a México.

El resto casi todos ustedes lo saben... cuatro años de continuidad contra viento y marea en el equipo de Pamplona y ahora el salto a las "grandes ligas" con su fichaje al Atlético de Madrid.

Y es cierto que la campaña apenas comienza y el arranque ha sido bueno, pero verlo esta misma semana previo al "derby" al lado de Fabio Capello tan seguro de sí mismo, con tanta personalidad, con una confianza que convence a cualquiera, a mí me llena de gusto.

Sé que Aguirre irá por más, y confieso que en algunos momentos al ver esa conferencia conjunta que ofrecieron los técnicos de Real Madrid y el Atlético, me imagine que algún día Javier podría estar sentado del lado de los Merengues sin ninguna objeción.

El respeto se gana y el "Vasco" tiene, además de su capacidad como entrenador, ese algo que Hugo Sánchez llama "amígdalas" que también se necesita para no sentirse menos que nadie y pelear con quien sea el mejor lugar en cada profesión.

No me cabe la menor duda de que, por lo hecho hasta hoy, atreviéndose a dar el paso a un futbol mejor que el nuestro, Javier puede ser ya considerado el entrenador mas exitoso que nuestro país ha dado y lo digo con mucho respeto para los emblemáticos de nuestro país que consiguieron muchos títulos caseros.

Pero lo de Aguirre se cuece aparte ¡qué gusto me da verlo así! Y me pregunto ¿cuántos de sus colegas mexicanos, aun a distancia , estarán tomándolo como ejemplo para seguirle los pasos?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas