Se llamaban uniformes

¿Dime que anuncias y te dire que equipo eres?

¿Dime que anuncias y te dire que equipo eres?Y es que hoy en día, prácticamente han desaparecido los conjuntos que solo muestran el escudo del club y nada mas.

Así, los colores "tradicionales" se cambian sin ton ni son y los segundos y terceros uniformes son sólo el pretexto para echar a volar la mente o caprichos de un directivo que se cree diseñador y que sin el menor recato presentan combinaciones estrambóticas, sicodélicas, sin tacto ni buen gusto.Finalmente en este futbol "moderno", nadie se da cuenta o nos hemos hecho "de la vista gorda" en aras de decir que...todo ha cambiado.

Yo particularmente acepto que la publicidad es indispensable para generar recursos que mantengan las altísimas nóminas, pero está claro que se ha llegado al grado de convertir la playera de juego en un fondo de cualquier color que sólo sirve para imprimir sobre ella anuncios de bancos, cervezas, pan, teléfonos, autos, relojes, botanas, cajas de ahorros, lineas de camiones, aviacion, etc.

De manera que sin límite de proporciones, diseño, equilibrio y mucho menos respeto al historial, hoy un niño seguidor de un equipo renueva su ajuar cada seis meses pues la playera de su cuadro favorito ya no anuncia papas sino chicles y ese logotipo es el que se ve mucho más grande que el propio escudo del club.

De los números en la espalda ya ni hablamos.

Se supone que de origen tenían como objetivo ayudar a los aficionados a identificar a los jugadores, pero hoy en día cada quien los usa como quiere.

Algunos mas que ayudar, confunden, otros son tan pequeños que nadie los ve y algunos están pintados con tintas brillantes que cambian de color engañando a la distancia. Arriba de los mismos números aparecen a veces nombres, otras apellidos, inlcuso iniciales y en ocasiones hasta apodos.

Nadie parece estar interesado en regular que las camisetas vuelvan a ser lo  que eran. Y no es que sea yo un anticuado y romantico tradicionalista pero la verdad ¿te gustan a tí, amigo de Medio Tiempo, que los uniformes sean como son y más allá, te los imaginas en 20 años?

Aún tengo fresco que a principio de los ochentas hubo todo un escándalo en el futbol mexicano porque un empresario ( Armando Presa) se atrevio a poner en una esquinita de la camiseta de los Atletas Campesinos de Queretaro un pequeño tractor con una marca casi ilegible.

Hoy eso sería lo de menos. Ni que decir de la carita feliz de unas papas que alguna vez portaron los árbitros en el futbol mexicano y que fue sancionada por FIFA quien hoy lejos de ello avala que sus jueces también sean "hombres sandwich".

O sea que fuimos pioneros de una moda que hoy se ha convertido en costumbre y casi competencia de "quién tiene mas logotipos en la playera".

No digo que desaparezcan, pero al menos que se limiten las proporciones, que los clubes vendan más caros esos privilegios y se cuide la limpieza y estética de uno de los valores más importantes de un equipo como es su playera.

Tan sencillo como aplicar aquello de "nada con exceso, todo con medida".Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas