El hilo delgaditito

Van 6 jornadas y 3 técnicos cesados.

Van 6 jornadas y 3 técnicos cesados.De manera que a este paso serían 9 de 17 los entrenadores los que no terminarán la campaña.Primero fue Antonio Mohamed en Veracruz, Luego Américo Gallego con los Tigres y ahora Daniel Brailovsky en el América, curiosamente los 3 de la misma nacionalidad.

Y jugando un poco como lo hizo RÉCORD en su portada al América llega un "Romano" para ocupar el lugar del "Ruso", aunque por cierto los 2 paisanos no tengan nada que ver ni con Roma ni con Rusia.

El caso es que una vez más la inestabilidad de esa profesión es digna de por lo menos 10 consideraciones :

1.- ¿Se les aguanta el tiempo necesario a los técnicos contratados o existe precipitación por parte de los directivos para romper la relación justo cuando lo mejor estaba por venir ?

2.- ¿Realmente se elige a los técnicos estudiando muy bien su estilo y perfil de juego o pesa más el nombre que tienen en el medio al momento de firmarlos?

3.- ¿Cuánto dinero pierden los llamados equipos "grandes" cuando tienen que cesar pagando la cláusula de recisión que en ocasiones consiste en pagar completo el monto firmado?

4.- ¿De qué viven durante meses o años los auxiliares del técnico mientras su "jefe" (que por supuesto tiene el futuro asegurado) se queda sin chamba?

5.- ¿Quién tiene la varita mágica para decidir el tiempo justo que un entrenador debe permanecer al frente del club para no equivocarse haciéndolo antes o después?

6.- ¿Será que en verdad los jugadores juegan mal a propósito, cuando quieren tenderle la cama al Director Técnico como alguna vez públicmante lo insinuó el "Gato" Ortiz cuando declaró que en Jaguares ya no querían a Quirarte?

7.- ¿Cuándo se corre a un entrenador también deberían irse 2 ó 3 jugadores como parte del problema ya sea porque fueron traídos por el entrenador o porqué sus falta de rendimiento ha sido evidente?

8.- ¿Cuánto tiempo dura la recuperación del prestigio de un técnico que fue despedido y que durante semanas ha sido la imagen de portadas que cuestionan su capacidad?

9.- ¿Qué miradas y cuchicheos se darán en una charla de despedida cuando un entrenador ya se va particularmente entre los jugadores que eran relegados por quien ahora les dice adiós?

10.- ¿Quién volverá antes a dirigir en México Antonio Mohamed, Américo Gallego o Daniel Brailovsky?

Seguramente éstas y muchísimas otras interrogantes podrían llenar planas y planas pero al fin y al cabo a través de la historia la conclusión es la misma: ser técnico de Primera División implica un riesgo pues jamás habrá que hacerle caso al plazo que marca el contrato.

Si los resultados no se dan a las cuatro semanas peligra aquel que firmo por cinco años. Así es su chamba.

Lo importante es subrayar que la complicidad también existe por parte de quienes eligen y luego se lavan las manos corriendo a quien hace unas semanas era su gran apuesta.

¿O cuántas veces han visto que un directivo de los llamados "mandos medios" renuncie ante su patrón por haberle provocado un gasto importante al contratar a un técnico que no les funcionó?

Sí, el viejo adagio tiene toda la razón… "el hilo siempre se rompe por la parte más delgada".

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas