La operación jarocha

Sin hacer mucho ruido en los días previos, Veracruz firmó al jugador más codiciado en el mercado invernal.

Nos sorprendieron a todos. Y sin hacer mucho ruido en los días previos, Veracruz firmó al jugador más codiciado en el mercado invernal. De esta forma, América, Querétaro y Santos se quedaron “como novias de pueblo” y con los ojos abiertos igual que todos quienes nos enteramos que a partir de enero Cuauhtémoc Blanco será jugador de los Tiburones Rojos, ni más ni menos. Y ya podrán tejerse mil especulaciones sobre los verdaderos motivos que le hicieron tomar esa decisión, pero la sorpresa no nos la quita nadie, ¿o no me digan que les suena lógico? Pero mas allá de los factores que lo hayan llevado a darle el “sí” al equipo jarocho… ¿será lo mejor para él “prepararse” de cara al Mundial de Sudáfrica jugando en una División de Asenso?, ¿acaso no es una evidente devaluación en el nivel de juego que encontrará?, ¿y que hay de los riesgos de pisar cada semana canchas malas, enfrentar a rivales que lo querrán detener cómo sea sin cámaras que protejan al “crack” y en ambientes muy diferentes al máximo circuito? Para mí y con todo respeto, Cuauhtémoc Blanco no tomó la mejor decisión. Y por eso digo que los motivos de esa operación (que no dudo sean económicamente muy interesantes) debieron considerar esos y muchos otros temas. Y esto me lleva a considerar una pregunta… ¿además de sus representantes y promotores comerciales, con quien consultan los jugadores el aspecto deportivo que más les conviene cuando toman una decisión? Porque otro caso pudiera ser el de Nery Castillo en Ucrania quien luego de firmar un contrato en el 2005 que le aseguró el futuro con el Shakthar Donetsk, también prácticamente enterró su carrera y ha pasado prestado de un equipo a otro sin volver a retomar el buen nivel que evidentemente tuvo hace unos años y que ahora ha perdido. Y todo porque en el momento de escuchar ofertas no hubo quien se detuviera tal vez a analizar el factor deportivo antes que el económico. Así de fácil. De Blanco no me preocupa la edad pues a nueve meses del Mundial está visto que su talento, calidad y corazón están por encima de cualquier acta de nacimiento, pero si su integridad física al participar en una liga que todos sabemos está a muchos escalones abajo del futbol que vemos cada ocho días en la televisión. Se enojan sus dirigentes, pero yo le llamo “la tierra de nadie”. Por lo pronto la nota de ocho columnas se consumó y ya veo venir un nuevo escándalo político y comercial… ¿de dónde salió el dinero para convencer al “Cuau”? , ¿sería un capricho del “Gober” y afectará los presupuestos del estado?, ¿acaso Raúl Quintana tiene más poder que Bauer para recibir la autorización del “mero mero”?, ¿con esta contratación habrá televisión para los Tiburones a partir de enero?, ¿desde ayer mismo la playera roja ya comenzó a ofrecerse a los patrocinadores con varios ceros mas a la derecha?, ¿y cuántos partidos exactamente jugará Cuauhtémoc con el equipo de Joaquín del Olmo antes de concentrase con el Tri?, ¿valdrá la pena esa inversión? El caso es que Veracruz madrugó a muchos, les “comió el mandado” y se hizo del “pez gordo”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas