Listos con la lista

Hoy ya se cuentan los días en que aparecerá la famosa "lista de Aguirre" y es un hecho que nadie (excepto él) quedará cien por ciento conforme con los nombres que ahí aparezcan.

Le pondremos “peros” y es normal. Y es que el futbol provoca que todos aquellos que lo vemos, creemos entenderlo a la perfección y de la noche a la mañana ya somos técnicos en potencia. Por eso no hay un solo aficionado (algunos más escandalosos que otros) que no se siente frente a un televisor o acuda al estadio y no se ponga a opinar cosas como… “debió sacarlo”, “¿y porqué no lo mete? ”, “ya se tardó en el cambio”, “¡cómo es posible que juegue atrás!” y muchas otras frases con las cuales damos por hecho que sabemos mucho más que el tipo que está sentado en la banca decidiendo la suerte de “nuestro” equipo. Hoy ya se cuentan los días en que aparecerá la famosa “lista de Aguirre” y es un hecho que nadie (excepto él) quedará cien por ciento conforme con los nombres que ahí aparezcan. Ya veo venir los…“le faltó Sinha”, “¿cómo es posible que no lleve a Oswaldo?”, “¡qué hace ahí Torres Nilo!”, “¿para qué probó a tantos porteros si al final se llevó al “Conejo” como tercero?”, “Nery no le hubiera venido mal”, “le sobran medios y le faltan delanteros”, etc. Y sólo me estoy anticipando a lo que pueden ser algunos comentarios que genere su listado. Pero desde que me acuerdo siempre ha sido igual. Lo mismo con Nacho Trelles que con José Antonio Roca, Bora, Mejía Barón, Lapuente, La Volpe o el mismo Aguirre. ¿Cuántas quejas no hubo por la ausencia de Cuauhtémoc Blanco en Alemania o del “Tato” Noriega en Corea 2002? Y lo mismo sucedió con la marginación de Tomas Boy para el Mundial de Argentina 78 o de Alfredo Tena en el México 86 porque normalmente los entrenadores tienen sus ideas y con esas se mueren. Y es claro que en el proceso actual fueron apareciendo “consentidos” que en la recta final fueron borrados por completo por quien terminó dirigiendo al Tri. Hugo Sánchez no hubiera llegado a Sudáfrica sin Nery Castillo, Chucho Ramírez le hubiera tenido más paciencia a Villaluz y Sven-Göran Eriksson jamás hubiera sacado a Leandro, pero el que decide hoy se llama Javier Aguirre. Y un buen ejemplo de que los resultados son los que al final harán que nuestras críticas tengan o no fundamento son las Chivas y su campaña actual pues hay que recordar que cuando en su Pretemporada se habló una y mil veces del caso Ramón Morales se dijo que su ausencia sería definitiva para que el equipo se viniera abajo y no ha sido así. Entonces nadie reclama su presencia. En torno al tema de Selección cuenta el mismo Aguirre que cuando en 1994 Miguel Mejía Barón reunió a su Cuerpo Técnico (además del “Vasco” estaban Memo Vázquez y Ricardo Ferretti) les dio una hoja en blanco y les pidió escribir su lista de 22 seleccionados definitivos sin copiar al de junto y resulta que sólo coincidieron en 14 nombres… ¡y eso que estaban trabajando bajo la misma idea! pero cada cabeza es un mundo. La historia (y no pasa de cuatro meses) juzgará si el listado de Javier fue el correcto y por el bien del futbol mexicano ojalá que se equivoque lo menos posible. Aunque desde ahora (y sin conocerla) ya me anticipo… la lista no es exactamente la que yo hubiera hecho.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas