La 'Chicharomanía'

Javier Hernández, de acuerdo con su edad, recientes actuaciones y cualidades técnicas nos abre el presagio de estar ante una carrera que puede llegar a ser brillante.

No es hoy el mejor jugador mexicano. Tampoco el más famoso que hemos tenido o el que mas premios ha logrado. Pero Javier Hernández, de acuerdo con su edad, recientes actuaciones y cualidades técnicas nos abre el presagio de estar ante una carrera que puede llegar a ser brillante. Tiene todo para triunfar y sin ser repetitivo pues en los últimos días los elogios se le han cargado a raudales yo destaco por encima de ellos al ser humano que ha proyectado como imagen. Mas allá de ser un buen futbolista, tiene buena educación, parece estar preparado para la presión, cuenta con el sólido respaldo de una familia ejemplar y quiere triunfar. Para lo demás dependerá de un sinfín de factores que nadie puede adelantar. Que llegando a Inglaterra comience dando resultados, que si la hay, aguante la crítica, que no se lesione, que no le hagan "grilla" técnico o compañeros, que se adapte rápidamente a una vida distinta, que se sienta tranquilo, que su carácter no se venga abajo, que no extrañe, que no lo presten a otro club o comiencen los rumores, que juegue, que no se desespere, etc.

Pero la pelota no tiene palabra de honor. Ahora mismo esta "cascada" que se le ha venido a Javier con un gran año en Chivas, convocatoria a la Selección, goles de todos colores y sabores, elogios, menciones que en su mayoría lo ubican como titular en Sudáfrica, la firma con el Manchester y muchos otros temas parecen no haberlo mareado... ¿Seguirá resistiendo? Antes que él abundan casos en México de hombres que atravesaron justo su mejor momento futbolístico meses antes de un Mundial y todos de alguna manera lo supieron capitalizar. Unos más que otros. Es natural que a la carismática imagen de Ochoa y la vendedora popularidad de Blanco hoy los patrocinadores tienen en el "Chícharo" a la nueva joya mediática que seguro vende. Por eso en los próximos meses prepárense pues literalmente veremos "Chicharito" hasta en la sopa... Pero en tres meses el Mundial se acabó y la vida sigue. Yo únicamente espero que Javier mantenga esa serenidad que proyecta, esa sonrisa que irradia, esa ambición de éxito natural que contagia y que su momento futbolístico no sólo se mantenga sino que crezca. En Inglaterra los nombres de nuevos refuerzos van y vienen año con año y sólo se quedan los que verdaderamente sirven. No dudo que Javier tiene todo para lograrlo. Depende de él.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas