¡Suerte Muchachos!

¿Pero cómo decir de manera más clara que en estos casos una Selección que viaja al Mundial depende tanto de la famosa suerte pues si nos atenemos a las situaciones "concretas y materiales"...?

¡Sí, ya sé que es una frase choteada! ¿Pero cómo decir de manera más clara que en estos casos una Selección que viaja al Mundial depende tanto de la famosa suerte pues si nos atenemos a las situaciones "concretas y materiales" estamos más alejados de un pronóstico certero? Suerte, porque faltan varios partidos amistosos y el riesgo de una lesión siempre existe ¡y no me digan que no tuvieron escalofrío cuando en el partido contra Chile se retorció Andrés Guardado en la media cancha luego de una entrada imprudente!; la Selección no puede darse el lujo de perder en este momento a jugadores como él. Suerte también porque el famoso "momento futbolístico" de algunos hombres clave nomás no aparece, o al menos como los habíamos visto hace unos meses. Casos concretos los del contundente "Chicharito" quien no encuentra el gol, Efraín Juárez que lucha y no se cansa pero que con el cambio de posiciones no se conecta todavía o hasta el mismo Pablo Barrera que andaba como "navaja de rasurar" y ahora es notorio que le falta confianza. Sólo por citar algunos casos. Suerte también para que la cabeza de Javier Aguirre se ilumine en los momentos cumbre y no quiera inventar algo nuevo a la hora buena. Les pasa a muchos. Suerte, a quien vaya a ser el portero titular pues está claro que ahí no se ha definido quien arrancará el 11 de junio. Suerte para Cuauhtémoc Blanco para que además de mantener su nivel no se enganche en polémicas con otros como Rafa Márquez o hasta el mismo Torrado y no comiencen las actitudes de protagonismo o problemas extra cancha por asuntos como el liderazgo interno y el Gafete de Capitán, por ejemplo. Son pequeños grandes conflictos que suelen aparecer en las Copas del Mundo. ¿Que maá se le dice a una Selección a la que queremos que le vaya muy, muy bien? Existe, al menos en mí, que soy quien tengo que escribir, una sensación de mamá que despide al hijo con una bendición y le dice "cuídate", "tápate", "acuérdate de lo que estudiaste", "no te portes mal", "obedece", etc… Y más allá de situaciones como la del "Bofo" que seguro no viajó muy cómodo, el tema es verlos como un grupo en el que ellos mismos se apoyen, se respalden y se levanten cuando alguien ande mal. La crítica futbolística ya regresará, hoy no. Hoy en verdad el deseo es de buena vibra... ¡La selección Mexicana de futbol es mucho más que un equipo de futbol! se trata de un grupo de jóvenes que cargan con las ilusiones de millones y millones de habitantes de su país. La mayoría cree en ellos, sueña con lo que harán en la cancha y quieren que les vaya bien. ¿Estarán ellos (y me refiero a todos) concientes de eso?... ojalá. ¡Buen viaje y cuídense del frío!

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas