El programa del 'Cuau'

Y el tema del programa que conduce semanalmente el hoy “fresero” en FOX Sports tuvo que ver con la crítica de la prensa al comportamiento que tuvieron los seleccionados nacionales la semana anterior.

Anoche fui uno de sus invitados. Y el tema del programa que conduce semanalmente el hoy “fresero” en FOX Sports tuvo que ver con la crítica de la prensa al comportamiento que tuvieron los seleccionados nacionales la semana anterior después del amistoso con Colombia y los límites que deben marcarse en esa invasión a la famosa vida privada. Respondiendo a la convocatoria de Cuauhtémoc y Gustavo Mendoza estuvimos Raúl Orvañanos, André Marín además del que esto escribe. Y si alguien ha sido “victima” de ese acoso (casi diría persecución) es precisamente Blanco. La conclusión fue que hoy en día al ser figuras públicas todos los jugadores profesionales estan sujetos a ser expuestos en las primeras planas cuando no se portan bien y máxime si sus escenas se producen en lugares también públicos o incluso en su sitio de “trabajo y concentración” en tiempos donde la tecnología de cámaras fotográficas y video están al alcance de cualquier celular. De hecho no faltará el “vivo” (y no necesariamente periodista o fotógrafo profesional) que quiera chantajear a famosos cuando tiene en su poder una imagen comprometedora. Pero entendió Cuauhtémoc que la prensa tiene todo el derecho a publicar noticias de las cuales cuenta con pruebas y mientras no se trate de un invento, pues “la verdad es la verdad” aunque… Nos queda claro también a los periodistas que hay circunstancias en las que no podemos “ganar exclusivas” y si esas notas se obtienen invadiendo territorios privados o se inventan por el solo hecho de publicar una portada atractiva y “vendedora” entonces somos nosotros los medios quienes quedamos sujetos a una demanda por difamación. Aterrizando en el caso de lo que sucedió con la fiesta privada que organizaron algunos seleccionados (aún no se sabe ni quienes estuvieron ni como fue) el haber invitado a esas llamativas “amigas” a la famosa celebración no fue lo más prudente siendo que sabían que había periodistas hospedados en el mismo hotel y aún estaban bajo la responsabilidad de la FMF quien debe cuidar el entregar buenas cuentas a los equipos que ceden jugadores para una concentración. Queda claro que después de este episodio las medidas reglamentarias de un seleccionado serán más drásticas. Y es que cuando éramos niños casi todos tuvimos familiares con quienes quedábamos encargados alguna vez y nuestros padres confiaban en ellos que nos estaban “cuidando” y no “tapando” o “sonsacando”… ¿así o más claro? Tan simple como “te entrego bien y regresas bien” ¡Y claro que el futbolista es un ser humano tan normal como cualquiera! y obvio es que una o muchas veces todos queremos pasarla bien, estar con los amigos o desvelarnos si la cosa se pone buena... pero hay momentos para hacerlo y no es en el seno de una convocatoria con la Selección Nacional cuando el jugador debe exponerse a ser “balconeado” si llama como acompañantes a “damitas” como las que llegaron a su reunión “familiar” a las 2 de la mañana en Monterrey. El tema podría ser polémico e insisto que lo único que yo al menos cuestiono fue la hora y sobretodo el lugar que eligieron los urgidos de  “festejo”. ¡Y eso que más allá de la versión de Salcido aún no se sabe todo lo que paso dentro de su reunión! cosa que genera morbo pero que efectivamente no nos corresponde a nosotros investigar sino a sus propios directivos quienes en caso de detectar excesos no debieran tentarse el corazón para sancionar… ¿Ustedes qué opinan?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas