Pesadilla tricolor

¡Vaya semanas que ha vivido la Selección! Comenzando con los directivos que decidieron nombrar a dos técnicos “interinos” para jugar los amistosos del 2010.

¡Vaya semanas que ha vivido la Selección! Comenzando con los directivos que decidieron nombrar a dos técnicos “interinos” para jugar los amistosos del 2010. Las críticas les llovieron cuando además justificaron la presencia de Enrique Meza dirigiendo ante España con el argumento de “un homenaje” ante lo cual el propio “Ojitos” dijo… ¿y a mí homenaje,  por qué? Esa tarde en el Azteca con todo para abollarle la corona al Campeón, el último ataque de La Furia hizo que todo terminara en empate con el clásico error de concentración de nuestra defensa. Luego vino el tema de Jonathan y su negativa para acudir a los dos amistosos “bicentenarios” y la “balconeada” del tema que hizo Néstor de la Torre explicando que el jugador ni siquiera le tomó la llamada sino que lo hizo a través de su representante. Penosa e inoportuna resultó la opinión sobre el tema por parte de Justino Compeán diciendo que “además, es un jugador que no hace diferencia” metiéndose en temas de cancha que no le correspondían. Más tarde llegó el juego en Guadalajara y la derrota ante Ecuador cuando Efraín Flores quiso modificar el parado táctico sin éxito e incluso llevándose cuestionamientos públicos de algunos de sus jugadores. Simultáneamente Francisco Javier “Maza” Rodríguez se encargó de criticar el terreno sintético y Carlos Vela mandó mensajes al público tapatío diciendo que nada siente por las Chivas ni les debe nada en su carrera…. ¡brillante declaración! Por si fuera poco el marco de esa derrota fue un estadio ocupado sólo a la mitad en una noche fría y desangelada luego de la cual se dijo que algunos jugadores se reunieron “a festejar”. La “mini gira” cerró con la visita a Monterrey y otra actuación nada brillante que para fortuna del Tri terminó con victoria ante Colombia cuando casi al final Elías Hernández metió el gol de la diferencia. Si no es por eso, el abucheo del medio tiempo se hubiese multiplicado. Durante este encuentro otra escena bochornosa fue la de Carlos Vela mostrando su desgano cuando se le pidió calentar para entrar de cambio. Máxime cuando días antes se le había señalado particularmente a él por su bajo rendimiento y actitudes de soberbia con una risa burlona después de cada error. Pero el colofón no pudo ser más penoso que la famosa “fiesta privada” que organizaron algunos seleccionados en el mismo hotel de la concentración con la participación de algunas “invitadas” que según las imágenes llegaron muy ligeras de ropa y salieron de madrugada con algunos regalos en las manos. Hoy se dice que sobre este último tema la FMF ya abrió una investigación. Pero también habría que hacerla a todo nuestro futbol y concretamente sus directivos que han sido los primeros en devaluar al Tricolor (que por cierto y como un detalle presentó con bombos y platillos la nueva playera blanca que se dijo se usaría en los dos partidos y fue guardada para el segundo sin la menor explicación) y la verdad si la propia Federación no le ha dado seriedad a su proyecto de Selección ¿cómo esperar que estos jovencitos mareados por la fama se la den? Hoy el Tri pasa por manos de interinos, viene el que quiere, algunos juegan con desgano, se pierde, no llenan un estadio nuevo, se modifican esquemas y organizan “reventones” en el propio hotel de concentración sin que pase absolutamente nada. Lo peor es que no falta el que dice que “todo es culpa de la prensa”.    

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas