Crucificados de nuevo

Los títulos no se merecen, se ganan. Y Cruz Azul tiene muchos años soñando con levantar un trofeo de liga sin conseguirlo.

Los títulos no se merecen, se ganan. Y Cruz Azul tiene muchos años soñando con levantar un trofeo de liga sin conseguirlo.

Han apostado y gastado como nadie. Contratan a los mejores técnicos, jugadores, enlaces directivos... ¡y nada! No puede quejarse nadie en esta institución de no ser bien cobijado, de ganar bien, de tener excelentes instalaciones, de sentir respaldo, de tener un estadio y casa propia para los juegos, una afición que aunque cada vez más decepcionada, no deja de seguirlos... ¡y nada!

Son objeto de burlas, de chistes sobre sus Finales perdidas, los reyes del subcampeonato, el equipo que no sabe ganar los juegos más importantes y que hacen trascender, y cuando se levantan vuelven a trabajar, hacen bien las cosas, ilusionan... ¡y nada!

¿Por qué será que en cambio otros que tal vez no hacen lo mismo ya han podido ganar títulos y qué será lo que está pasando en el seno de esta organización que les impide coronarse?, ¿tiene que ver con asuntos de mentalidad, brujería o maldiciones? ¿es acaso simplemente mala suerte?, ¿alguien sabe ¡por qué Cruz Azul no es campeón desde hace 13 años!?

Si somos más duros incluso podríamos decir que aquel título de 1997 en la Final ante León con el gol de Hermosillo a Comizzo terminó con un sequía de otros 17 años pues desde 1980 no ganaban por lo que hay ¡un título en 30 años en este club!

Y no pretendo echarle mas limón a la herida, pero si es de llamar la atención que en este tiempo su mala fortuna sea tan evidente y ya casi “normal” a los ojos de sus frustrados seguidores.

Hoy es Pumas es equipo que les arrebato la oportunidad de avanzar apenas a las Semifinales en un torneo en donde “robaron” durante la campaña regular. Pero antes fueron en la Final el Pachuca, Guadalajara, América, Necaxa, Santos, Toluca y Monterrey.

Confieso que si yo fuera Billy Alvarez no sabría ni que hacer pues han intentado todo y jamás se ha escatimado en inversiones y apoyo para intentar alcanzar la corona, pero el éxito rotundo se le ha negado a esta institución y sigo sin entender el por qué.

¿Qué se les pude recriminar a sus dirigentes?, ¿acaso entonces la lógica es culpar entonces a los técnicos por sus planteamientos en los partidos claves o al plantel por no concentrarse en esos duelos que cambian la historia?, ¿son acaso pequeños errores individuales que se hacen grandes?, ¿es tal vez que hombres que se hacen expulsar cuando mas se les necesita?, ¿son las manos de un chamaco las que provocan un penal y echan todo a perder?... ¡que alguien nos explique!

Yo no encuentro la razón para este nuevo descalabro.

Y sin menospreciar lo que hizo Pumas, que obviamente y ustedes saben es mi equipo consentido desde hace años, lo que pasa en Cruz Azul me inquieta y llama la atención.

No les queda más que empezar de nuevo. Pobre equipo y pobre de su afición.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas