Futbol: Ataque Psicológico

"El futbol es un estado de ánimo", ya lo dijo César Luis Menotti. Y tal vez, eso es lo que más me gusta de este juego, que está sustentado por misterios indescifrables que nos impiden comprender...

"El futbol es un estado de ánimo", ya lo dijo César Luis Menotti. Y tal vez, eso es lo que más me gusta de este juego, que está sustentado por misterios indescifrables que nos impiden comprender por qué los equipos pasan de invencibles a insufribles en unas cuantas semanas. Una escuadra al borde del descenso, reacciona -a veces- como una bestia desquiciada a la que no le queda otra opción que luchar por su vida y sus futbolistas sacan fuerza de la desesperanza, como sucedió con Santos Laguna. Un conjunto que ha sido líder toda la temporada, y que llega a la recta final con la obligación de ser campeón, de repente le entra el miedo al fracaso y comienza a jugar tenso, entumido, y puede terminar abatido por sus propios fantasmas como está ocurriendo en Alemania con el Schalke 04 o con el Barcelona en España. En otras ocasiones, un club que vive épocas de timidez y flaqueza, de repente se ilumina, le da un ataque de valentía y se lanza, con un cuchillo entre los dientes, sobre sus rivales. La redención del Real Madrid es posible, una victoria histórica del Stuttgart, también.

VOLVIÓ EL REAL MADRID Este fin de semana me han sobrado ejemplos para disfrutar. Después de una temporada tortuosa y años de malas decisiones, el Real Madrid volvió a ser el equipo de toda la vida, ese club gallardo que intimida por su cultura del triunfo. Raúl, Van Nistelrooy, Capello y compañía intuían que esta era la semana en que había que lanzar el ataque psicológico sobre el Barcelona y lo consiguieron. No sólo aprovecharon el golpe en la autoestima que recibió el cuadro catalán tras ser eliminado por el Getafe de la Copa del Rey a mitad de semana, sino que remontaron  un partido decisivo ante el Espanyol, lo que supuso volver a creer que pueden ganar la Liga. Hoy por hoy, la fe viste de blanco y la ansiedad lleva camiseta blaugrana. Al Madrid lo acompaña la euforia de los aventureros, al Barcelona el desasosiego del que puede perderlo todo.

¡PELIGRO!: AMERICANISTAS SUELTOSLos equipos grandes, como el Real Madrid en España o el América en México, sin importar la Liga en la que compitan, tienen de su lado la épica y la historia. Ante un calendario que amenaza con fundirlos, el americanismo está sacando lo mejor de sí ante un escenario que parece imposible. Nunca han sido compatibles Liguilla y finales de Copa Libertadores. Tal vez por eso, el América está jugando con soltura. Sabe que nadie puede comprometerlos a ganar un título ante esta sobrecarga de partidos y esa condición lo ha vuelto muy peligroso. Pachuca y Chivas no cuentan con esta salvedad y cargan con el peso de ser favoritos. Tendrá que aprender estas semanas a vivir con ello. Cruz Azul también se ha liberado de un fantasma particular. Tras superar los Cuartos de Final, La Máquina, ha superado las expectativas, y eso también le permitiría jugar con frescura ante Pachuca. Que no les extrañe si alguno de estos clubes aprovecha los medios para lanzar un ataque psicológico sobre sus rivales. La guerra de nervios es fundamental en ocasiones como estas.

CONFESIÓN CÍNICADespués de tragarme año y medio de liderazgo barcelonista en la Liga de España, y los brotes de "nuevos" blaugranas que me encuentro a diario por las calles, al fin puedo sentirme orgulloso de nuevo. No puedo asegurar que el Real Madrid conquistará el título esta temporada, pero al menos, hemos vuelto a sembrar el miedo entre la afición blaugrana, como no ocurría desde hace mucho tiempo. El saber que el barcelonismo sufrirá lo indecible este último mes, me hace feliz. Al fin y al cabo, nosotros, los madridistas de cepa, no esos que suben al barco cada vez que se gana una copa, ya habíamos dado todo por perdido este año. Como les decía al inicio, el futbol es un estado de ánimo, y por lo pronto, la fe, el mejor jugador que hay en este mundo, está de nuestro lado.

Opina de esta columna aquí.  

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas