Menotti es más que una estadística

La inteligencia nunca está en oferta, la lucidez no es algo que pase de moda o que pueda devaluarse, y César Luis Menotti es uno de los hombres más inteligentes que he conocido dentro del futbol....

La inteligencia nunca está en oferta, la lucidez no es algo que pase de moda o que pueda devaluarse, y César Luis Menotti es uno de los hombres más inteligentes que he conocido dentro del futbol. Su firmeza de convicciones, su buen juicio, su agudeza mental, su vasta cultura, su sorprendente ingenio, la belleza de su discurso, su tranquilidad de espíritu, su nobleza como ser humano, lo convierten en un seductor, en un personaje exquisito e irresistible. Y hablo así de Menotti porque durante tres Copas del Mundo, trabajando para TV Azteca, tuve el privilegio de convivir con él y confirmar su grandeza como ser humano y su vocación de maestro. Confieso que es difícil no sentirse atraído por la personalidad de un tipo extraordinario como Menotti, y aún más complicado resulta no admirarle y no querer llegar a ser como él.

Sin embargo, hay para quienes la inteligencia resulta amenazante ¿Y como no? Siempre será más segura y confortable la mediocridad y la inconsciencia. Tal vez por eso me la he pasado escuchando la misma "cantaleta" los últimos días desde que se anunció que Menotti dirigirá a los Tecos, "Hace 24 años que no gana nada", dicen algunas vocecillas con tono pomposo ¡Ya está! ¡Vaya descubrimiento! Me quedo pensando… ¡Han encontrado algo nuevo bajo el sol! ¡Que brillantez!

Yo nunca he escuchado que en España se cuestione la sapiencia de Luis Aragonés, seleccionador español, y eso que sólo ganó una vez el título de Liga y eso ocurrió en 1977 con el Atlético de Madrid. Al contrario, Aragonés es visto como el gran maestro, el "Sabio de Hortaleza", porque el hombre ha sabido colocar sus ideas por encima de la volatilidad de los resultados. Y así podemos encontrar casos de entrenadores portentosos como Don Shula con los Miami Dolphins en la NFL, Tom Lasorda con Los Angeles Dodgers, o Larry Brown en la NBA.

En el caso de Menotti, el tipo ganó cuando tenía que hacerlo, cuando más presión existía sobre sus hombros, y ese día inmortalizó su nombre. Aquella noche de 1978 en el Monumental de Buenos Aires no se equivocó, no le temblaron las ideas, no vaciló en su toma de decisiones, como ha ocurrido muchas veces, y si gustan podemos repasar nuestra historia en los últimos Mundiales. Y después, Menotti volvió a hacerlo en 1979 en el Mundial juvenil de Japón, y posteriormente se embarcó a España para seguir ganando con el Barcelona.

¿Cuántas veces hemos tenido en el futbol mexicano a un entrenador Campeón del Mundo? Nunca. Y ese día, que es hoy, en lugar de darle la bienvenida y ser receptivos hacia su sabia propuesta, muchos prefieren cuestionarlo con preguntas baratas. Los que atacan a Menotti por puro gusto, por llevar la "contra", o porque se sienten amenazados por su lucidez, bien podrían ser más creativos e inventarse algo más original; entrar al peligroso pero enriquecedor debate de las ideas, por ejemplo, y dejar de estar repitiendo lo que escuchan por ahí sin analizar las frases a profundidad y la dimensión del personaje.

Salvo casos especiales como el de Javier Aguirre y alguno más, nos la pasamos elogiando a entrenadores que nunca han dirigido fuera de México y que ganan algún título de vez en cuando, en un sistema de torneos cortos con Liguilla. Les guste o no a sus detractores, Menotti está más allá de los resultados porque él así lo ha elegido. César, un Campeón del Mundo, ha decidido que la historia lo recuerde más por sus ideas que por los títulos que conquistó. Nunca le escuché a Menotti anteponer un logro deportivo a un argumento y podría haberlo hecho fácilmente escudándose en los seis trofeos que ganó y en los cinco países en los que dirigió. El Maestro siempre ha estado dispuesto a argumentar, a debatir, a analizar, a encontrar respuestas a través de la discusión inteligente.

Menotti no es una estadística sino una valiente corriente de pensamiento, algo a lo que muy pocos pueden aspirar dentro del futbol. 

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas