Mensaje a la Nación Chiva

Hermano Chiva:

Hermano Chiva:

No escondas la cara, no hay nada de que avergonzarse. Jugaste como lo que eres, un equipo grande, atrevido, sin complejos, defendiendo tu identidad. Si esta vez no fue posible la victoria, es porque el futbol tiene misterios indescifrables que nos impiden explicar porqué una pelota prefiere estrellarse contra el poste que irse a descansar en la red. Es más, si hoy que vayas a la escuela o al trabajo, te encuentras a un americanista, no le des tiempo para que se burle de ti. Aplica alguna de estas técnicas, que guardo siempre para casos de emergencia:

1) Aún perdiendo un Clásico, siempre hay maneras de fastidiar al América. Si te topas con un americanista, toma tú la iniciativa. ¡Ataca! Lanza tú el primer dardo, la primera burla. Eso sí, tendrá que ser precisa, muy certera, irónica, hiriente, para que tomes por sorpresa a tu contrincante. Y una vez lanzada la mofa, no te quedes mucho tiempo en el lugar.

2) Aléjate antes de que te abrume tu rival, y evita que lleguen más americanistas a echarte montón. Si eso es inevitable, no pierdas energía discutiendo con ellos. Recuerda que en estos casos no se trata de tener razón. No es un debate de ideas sino de pasiones. El objetivo es salir con dignidad y darse a respetar. Déjalos hablando solos. Ya tendrás la oportunidad de encontrártelos uno por uno.

3) Aplica la "técnica Vergara": muéstrate orgulloso y bravucón. Usa la historia y tu imaginación. Recuérdales que los eliminaste en la penúltima Liguilla; diles que a la hora "grande" los echaste en Semifinales; que los dejaste fuera en pleno Estadio Azteca y que tú sí fuiste Campeón, que tú sí fuiste a ganar a Toluca y que no te ablandaste como pasó con ellos ante el Pachuca en la última Final.

4) Sé más inteligente que ellos, tras la derrota no te queda otra opción. De lo contrario te van a restregar el triunfo en la cara. Sé un cínico; compórtate como un sinvergüenza; cárgalos con toda la presión; compromételos a que ganen la Sudamericana y la Liga; diles que ahí vienen Atlante, Toluca y Santos a darles una lección. No permitas que sus mofas te hagan daño, cualquier salida es buena en estos casos.

5) Diles que todo el América se esconde atrás de Guillermo Ochoa, y que se cuiden porque el chico no tarda en irse a Europa. Pregúntales ¿Dónde quedó el América ofensivo? Diles que debería darles pena que Chivas haya atacado más como visitante. Diles que el América grande, poderoso, ganador, era el de los años 80, el de Zelada, Cristóbal, Santos, Zague y compañía, y no este equipo que sufre para ganar en casa.

En fin, diles lo que sea, pero ataca… ataca… ataca… No te quedes callado, que no te humillen, que no te hagan sentir mal. Y pase lo que pase, aguanta la "tormenta". Nunca renuncies a tu filiación Chiva. No les des ese gusto. Al contrario, diles que tú no te escondes cuando pierdes el Clásico, que así somos los que le vamos a Guadalajara. Jamás reniegues tu origen. Si lo haces, perderás la dignidad como aficionado y ellos te habrán vencido para siempre. Recuerda que no estás solo, que eres parte de una leyenda, que "en todo México, siempre hay un Chiva hermano", que somos un gran "Rebaño"; y que por eso Guadalajara es el club más grande del país, porque en momentos como estos, pone el ejemplo y se comporta diferente a los demás.  Si se te ocurre alguna otra técnica para "casos de emergencia" como este, compártela conmigo para que se la comuniquemos a toda la Nación Chiva. Por lo pronto, que tengas suerte este día… hoy la vamos a necesitar.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas