La venganza del América

¿Y qué dijiste, el América se quedará así, hecho una ruina, victimizándose, sintiendo pena por sí mismo? No, no te engañes. Le vayas a quien le vayas debes prepararte y no pecar de inocente. Esta...

¿Y qué dijiste, el América se quedará así, hecho una ruina, victimizándose, sintiendo pena por sí mismo? No, no te engañes. Le vayas a quien le vayas debes prepararte y no pecar de inocente. Esta crisis del Ave es apenas temporal. Disfrútala. Búrlate todo lo que quieras, regodéate, porque es posible que jamás, en lo que nos queda de vida, volvamos a ver una debacle igual. Nunca jamás el Águila volverá a ser el hazmerreir de la Liga, al menos, no con esta rotundidad.

No deseo ser agorero del desastre, pero estoy seguro que muy pronto comenzará a gestarse la gran venganza americanista. De hecho, ya lo estoy viendo... Mi mente retorcida y perversa lo imagina con facilidad: Es Emilio Azcárraga Jean, un tipo que creció viendo al mejor América de la historia, furioso, harto, manoteando en su escritorio, planeando el regreso del Ave; la recuperación de uno de los clubes más grandes de México. Lo visualizo preparando un contraataque terrible, una revancha inolvidable; utilizando todo su poder, toda su pasión americanista, todo su dinero, para reinventar a este equipo. Lo concibo, estos días, apuntando nombres, liberando presupuestos, dictando órdenes para que, "cueste lo que cueste", el América se rearme como una escuadra de miedo; un América que la próxima Temporada presente un gran fichaje internacional, mediático, millonario; además de dos o tres refuerzos sudamericanos como los que traían en la década de los ochenta. Veo al América, muy pronto, comprando a billetazo limpio a jugadores del Toluca, Monterrey, Pachuca, Atlante, Pumas, con el objetivo de formar un "Dreamteam Águila", un equipo que dure muchos años y que gane una variedad de campeonatos.

Sospecho que luego del verano, el América renacerá y saldrá a la cancha como bestia rabiosa dispuesta a cobrarse todas las ofensas. Temo que luego de esta paradisiaca Temporada para los que somos anti americanistas, se avecine una maldición y nos pasemos los próximos años, bajo cielos grises, viendo al Ave conquistar uno, dos, tres, cuatro campeonatos, y escuchando por todas partes su condenado himno.

No. Por favor no. ¡Que alguien me despierte! ¡Esto es un mal sueño! ¡Una pesadilla! Eso me pasa por quedarme dormido en un avión en plena turbulencia. Afortunadamente, aunque la venganza americanista pueda estarse gestando, tú y yo sabemos que no estamos solos, y que, precisamente, para evitar desastres como estos, para exorcizar fuerzas malignas, existe el Rebaño Sagrado, el gran Guadalajara.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas