Nuestra bestia interior

¿A qué se dedica un futbolista en retiro? ¿Cómo alimenta a la bestia competitiva que lleva dentro? ¿Tras irse de las canchas en qué lugar se expresa su espíritu?...

¿A qué se dedica un futbolista en retiro? ¿Cómo alimenta a la bestia competitiva que lleva dentro? ¿Tras irse de las canchas en qué lugar se expresa su espíritu? ¿Dónde vuelve a experimentar el dolor físico? ¿En que momentos vuelve a sentir el miedo que le asaltaba al llegar a los estadios? ¿Acaso la fiera que habita en su corazón se va muriendo lentamente una vez que deja el futbol? Siempre me he cuestionado cómo hacen estos hombres para aterrizar en el mundo de la gente común, pero sobretodo, ¿cómo logran apaciguar al guerrero que llevan dentro? Tras el retiro, el camino natural es, por supuesto, convertirse en entrenadores y mantenerse en la misma esfera de vida. Sin embargo, sólo 40 ó 50 logran colocarse como entrenadores en divisiones de paga. ¿Y el resto? Algunos, en realidad, no se retiran nunca y siguen jugando, por gusto o por necesidad, en ligas semiprofesionales donde se les paga por partido, por gol, por victoria. Otros, cambian el futbol por el golf o el tenis, deportes que les permiten socializar y mantenerse en forma, pero son contados los casos, de futbolistas en retiro que deciden abrazar otro deporte e ingresar en la competencia formal. En su edición de noviembre, la revista inglesa Four Four Two presenta una estupenda entrevista con el francés Bixente Lizarazu, quien fuera un sobresaliente lateral izquierdo, Campeón del Mundo en 1998, y Campeón de Europa con el Bayern Munich en el 2001. El reportaje es ilustrado por dos fotografías, una del aguerrido Lizarazu jugando hace unos años con la Selección Francesa y otra, a página completa, del mismo hombre, hoy en día, vestido de arte-marcialista. A los 39 años de edad, y tres años después de haber dejado el futbol, Bixente es hoy Campeón Europeo de Jiu-Jitsu, un arte marcial brasileño, en la categoría de 40 años y menores para cintas azules. Asegura que el deporte ha sido la pasión de su vida y que jamás consideró la idea de, una vez fuera del futbol, dedicarse simplemente a correr o a andar en bicicleta. "Mis ex compañeros ahora juegan golf y piensan que estoy loco. Yo quería hacer algo que me mantuviera en equilibrio (...) algo que me permitiera seguir enfrentando rivales, uno a uno, como cuando era lateral izquierdo (...) Quería seguir en contacto con la barrera del dolor, pero al mismo tiempo enfocado en la técnica y en la táctica de combate, y por fortuna lo encontré en el Jiu-Jitsu", relata Lizarazu, quien además es fanático del surf y conoció el deporte mientras hacía un reportaje para un canal de televisión. Pero lo que más me llama la atención de la historia no es la posibilidad de que un ex futbolista millonario, que lo ha ganado todo, exponga su cuerpo en los violentísimos combates del Jiu-Jitsu, sino lo que Lizarazu dice que el futbol debe aprender de este arte marcial: "Me he dado cuenta de que hacia el final de mi carrera como futbolista mi problema no era tanto el cansancio físico sino el mental. En el futbol vives la misma rutina todos los días. Hoy, en el Jiu-Jitsu, entreno siempre de forma diferente dependiendo de lo que necesite mi cuerpo. He aprendido mucho de mi físico e, incluso, estoy en mejor forma que en mis últimos años como futbolista. El problema en el futbol es que todos entrenan por igual siempre, como un rebaño de ovejas. Si el entrenamiento se individualizara, como sucede, por ejemplo con los porteros, especialmente conforme vas alcanzando mayor edad, estoy seguro que los futbolistas podríamos extender nuestras carreras hasta los 40 años sin ningún problema". ¿Apaciguar al guerrero? ¿Tranquilizar a la bestia? ¿Aterrizar en el mundo de la gente común? ¿Para qué? ¿Con qué objeto? ¿Por qué el retiro? ¿Retirarse de qué? Los toreros, los artistas, los genios nunca se retiran, porque saben que nadie debe ir en contra de su verdadera naturaleza. Bravo Bixente. Igual que hace más de diez años en la Copa del Mundo, te seguiré aplaudiendo. La bestia que habita dentro de tí, dentro de todos nosotros, jamás debe morir.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas