Yo voté por Cuauhtémoc

Sí, me declaro responsable. Yo soy uno de los que votó por Cuauhtémoc Blanco para que ganara el Premio Nacional del Deporte. Sí, lo admito, tuve la suerte de ser sorteado y formar parte del jurado.

Sí, me declaro responsable. Yo soy uno de los que votó por Cuauhtémoc Blanco para que ganara el Premio Nacional del Deporte. Sí, lo admito, tuve la suerte de ser sorteado y formar parte del jurado, integrado por periodistas, Medallistas Olímpicos, antiguos ganadores del premio y representantes de los organismos que regulan el deporte mexicano, que eligió a los ganadores. Y también lo hice por Paola Espinosa, Joaquín Capilla, Rafael Alarcón y Antonio Argüelles.   Lo sabía… La distinción iba a causar polémica y hasta escándalo. Qué bueno. Y es que no podía ser de otra manera tratándose de Cuauhtémoc Blanco. El nombramiento como ganador del Premio Nacional de Deportes (PND) en la modalidad de deportista profesional hizo que la opinión pública pusiera más atención que nunca en la máxima distinción que ofrece México a sus atletas. Entonces… ¿Quién dice que todas las controversias son negativas?   A lo largo de la semana habrás escuchado aplausos o críticas al respecto. "¿Por qué le dan el premio a Cuauhtémoc?" "¿Qué ha ganado?" "¿Cuántos trofeos ha levantado?" "¿Por qué se le da el mismo reconocimiento a Blanco que al multimedallista olímpico Joaquín Capilla, a la Campeona Mundial Paola Espinosa, o al marchista del año Eder Sánchez?" "¿Acaso se trata de un premio a la popularidad?"    Para entender por qué es justo, al menos para mí y para otros miembros del jurado, que Cuauhtémoc Blanco haya ganado el PND, primero hay que conocer lo que dice la ley sobre la entrega de esta distinción:   1) Para ganar el PND la primera condición es que una Federación deportiva, organismo público o medio de comunicación te presente como candidato oficial. De lo contrario ni siquiera eres elegible. Este año, en el rubro de deportista profesional, se presentaron sólo dos propuestas: el beisbolista Adrián González y por supuesto, Cuauhtémoc. Así que no metan a nadie más en el debate.   2) La ley estipula que los logros que acrediten "el merecimiento del premio deberán ser la expresión singularmente ejemplar de una actuación y trayectoria deportivas o de un compromiso con el fomento, la protección o el impulso de la práctica del deporte". Aquí no se habla de que tengas que ser Campeón del Mundo para merecerlo y la ley tampoco señala que los logros deportivos entre los ganadores del PND tengan que ser equiparables. Por lo tanto, Blanco no necesita igualar las hazañas de Capilla, Espinosa o Sánchez para merecer el reconocimiento.   Entonces… ¿Por qué Cuauhtemoc?   Antes de explicar por qué voté  por Cuauh, deseo elogiar la brillantísima carrera que está forjando Adrián González en las Ligas Mayores, sus 132 jonrones en cinco años, sus dos juegos de estrellas, su condición de pelotero estelar. Tiene sólo 27 años de edad y un gran futuro por delante que seguramente le hará merecedor del PND en los años venideros.   Me decanté por Cuauhtémoc como reconocimiento a una trayectoria de 17 años como futbolista profesional y a la trascendencia de sus logros deportivos en el destino del deporte mexicano. Voté por Cuauhtémoc porque gracias a sus goles calificamos a los Mundiales de 2002 y 2010. Elegí al "Temo" porque durante 14 años ha sido el corazón de la Selección, siempre ha dado la cara por nuestro país, y ganó el único título a nivel mayor que tenemos: la Copa Confederaciones. Apoyé a Blanco porque es, junto a Rafael Márquez, el futbolista más destacado de los últimos quince años en un país donde millones de mexicanos practican el juego. Respaldo a Cuau porque con su talento, personalidad e ingenio ha sido un poderoso promotor de su deporte. ¿Cuántos niños y jóvenes juegan hoy futbol inspirados por Cuauhtémoc Blanco? ¿Cuántos mexicanos enfrentan sus dificultades con carácter y coraje gracias al ejemplo que siempre ha dado el "Temo" en la cancha? ¿Cuántos chicos de barrio ven en la historia de Blanco una esperanza de vida en un país que les ofrece muy pocas?   Al final, se trata sólo de mi punto de vista y mi voto fue parte de una elección democrática dentro de un jurado compuesto por expertos.   Ojalá que le próximo año, el futbol vuelva a tener presencia en el Premio Nacional del Deporte, eso querrá decir que la Selección Mexicana tuvo éxito en el Mundial de Sudáfrica. También deseo que en el 2010 Rafael Márquez sea propuesto como candidato, porque no debemos olvidar que su brillantísima trayectoria fue coronada este año con los cinco trofeos que el defensa mexicano levantó con el FC Barcelona.  

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas