Atención Hugo... ¡Aguas con Messi!

Nunca olvidaré aquella tarde primaveral de domingo en 1990. Recuerdo que ese fin de semana de abril había salido de la ciudad con mis padres y me había resultado imposible enterarme de los partidos.

Nunca olvidaré aquella tarde primaveral de domingo en 1990. Recuerdo que ese fin de semana de abril había salido de la ciudad con mis padres y me había resultado imposible enterarme de los partidos del futbol de España. Se imaginarán que, en aquellos tiempos, no había Internet ni tampoco teléfonos móviles, por lo que el flujo de la información dependía de escuchar la radio o ver la televisión a la hora precisa, lo que en ambos casos, era complicado cuando se viajaba por carretera. Esa tarde, cuando luego de muchas horas de viaje por fin llegue a casa, corrí a buscar el periódico al que estaba suscrito mi padre, La Jornada, y lo hojeé con obsesivo afán hasta encontrar el resultado de la última fecha liguera y la noticia que me crispaba los nervios: Real Madrid 5 Oviedo 2, con tres goles de Hugo Sánchez. ¡Tres goles con los que empataba el mítico récord de Telmo Zarra de 38 tantos en una sola temporada, se coronaba por quinta ocasión Campeón de Goleo de España y obtenía el "Botín de Oro" como máximo goleador de Europa! Horas más tarde, confieso que vi por TV, en "Acción", los goles de Hugo y los celebré con júbilo. En aquel momento tenía 14 años y hasta la fecha, guardo con gran cariño esa memoria, como uno de los momentos más gloriosos para un deportista mexicano, que he podido ver. Nadie ha sido capaz de repetir la gesta goleadora de Hugo y Zarra pero hoy, 20 años más tarde, paso saliva al mirar la tabla de anotadores del futbol español y encontrar que Lionel Messi, del Barcelona, lleva 25 goles en 27 jornadas ligueras y que al prodigio argentino se le está haciendo costumbre, como sucedía con Hugo, anotar tantos por racimos, de dos en dos, y últimamente de tres en tres. A Messi le restan once jornadas para anotar, al menos, once goles que le permitan igualar el récord de Zarra y Hugo. Un gol por partido suena muy razonable para un futbolista de época como el del Barcelona. Más allá de su indiscutible capacidad futbolística, el reto para Leo radica en mantenerse sano y soportar, libre de lesiones, el frenético cierre de temporada donde su equipo disputará la Liga y la Champions League. Además, Messi podría conseguir también el "Botín de Oro", como máximo goleador de Europa, contienda en la que compite con el inglés Wayne Rooney, quien ha marcado 26 goles en 31 jornadas de liga con el Manchester United, Didier Drogba del Chelsea, 22 tantos, y el uruguayo Luis Suárez del Ajax, con 29 goles (los cuales valen .75 porque la Liga holandesa está catalogada como inferior a las de Inglaterra, España o Italia). Reconozco que no me gusta nada la idea de que el asombroso Messi supere ese récord de Zarra y Hugo, por lo que invocaré a los dioses del futbol para que erosionen la racha goleadora del argentino, exactamente igual que como hice en la Temporada 1996-97, cuando Ronaldo, también como jugador blaugrana, amenazó la imponente cifra de los "38 en 38". Al final, el brasileño se quedó con 34 dianas y, para festejar, me tomé una cerveza a la salud del récord de Zarra y Hugo, pero sobretodo, de mis preciados recuerdos de juventud. Si el oráculo del futbol me cumple de nuevo este deseo e inhibe la inspiración de Messi, destaparé una botella de Cava Catalán y me la beberé entera. También sígueme en Twitter.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas