La tierra de las nuevas ilusiones

Construir un estadio es edificar una gigantesca ilusión; y Chivas es hoy una tierra fértil para las esperanzas. Mientras América se inventa frases o títulos de la época cuaternaria.

Construir un estadio es edificar una gigantesca ilusión; y Chivas es hoy una tierra fértil para las esperanzas. Mientras América se inventa frases o títulos de la época cuaternaria para alimentar a su afición, el Guadalajara responde con experiencias nunca antes vividas para sus seguidores. La transferencia de Javier “Chicharito” Hernández al Manchester United, sus goles relámpago, la estrella que le acompaña; así como la inauguración del nuevo escenario, alimentan el espíritu de la Nación Chiva. Nuestra nueva casa es una puerta de entrada al futuro y también una mina de oro. En la actualidad, los estadios modernos son una herramienta fundamental para generarle recursos a los clubes que los habitan. Y un club que genera dinero por si mismo, es capaz de contratar a los mejores jugadores y entrenadores; una organización saludable en sus finanzas es capaz de invertir más en sus fuerzas inferiores y en los sueldos de sus futbolistas. Así que nos sobran razones a todos los seguidores del Guadalajara para estar alegres. Inicia una nueva era. Estoy seguro que seremos muy felices allí.             EL EXPLORADOR QUE TODOS LLEVAMOS DENTRO En mis últimas vacaciones encontré en Inglaterra un sugerente libro editado por Lonely planet titulado “A year of adventures”. Se trata de una estupenda guía en la que se enlistan 100 emocionantes viajes por todo el mundo con el fin de despertar a nuestro explorador interior: desde pedalear por las imponentes montañas de Nueva Zelanda; descender en un bobsled por el tobogán helado de Lake Placid, Nueva York; seguir el rastro de los gorilas en Uganda; abordar el tren trans-siberiano; o dar una caminata sobre los glaciares argentinos; esta fabulosa publicación completa un fabuloso calendario de experiencias semana por semana, y mes a mes. Aunque muchos de los viajes resultarían incosteables, otros están al alcance de nuestra voluntad. Al final, el libro cumple un objetivo fundamental para la buena salud del espíritu: nos pone a soñar con todos los lugares que podemos descubrir y acelera nuestra imaginación entorno a todos los espectáculos que aún nos faltan por vivir. Por eso, a partir de hoy, compartiré contigo una aventura diferente cada semana, sólo para que sigamos ejercitando el saludable placer de imaginar. LA AVENTURA DE LA SEMANA Primera semana de agosto: el clima es ideal para que elijas entre recorrer en bicicleta o vehículo 4 x 4 la región del Iuybasdvilun, el interior de Islandia, una de las últimas zonas salvajes e inhabitadas del planeta. No encontrarás servicios, ni señal para teléfonos móviles, tampoco hoteles, ni puentes. La ruta te llevará a un lago de agua caliente en lo que antiguamente fue un cráter y al Heroubreio, la montaña más representativa del país. Si Islandia no engancha tus sentidos, esta semana también es propicia para que hagas una visita de alta tensión a Chernobyl, la ciudad Ucraniana que sufrió el peor accidente nuclear en la historia. Aunque no lo creas, hay agencias de viajes en Kiev que operan tours hasta ese terrible lugar. Si prefieres algo más relajado, viaja a Irlanda y reserva tu lugar en una lancha que te llevará mar adentro para que veas a “Fungie”, un delfín de cuatro metros que se ha convertido en una celebridad. Del diario de Chuck Norris: “No hay nada que temer, salvo al miedo mismo. Y el miedo le teme…a Chuck Norris.”   *Si quieres vivir otros viajes extraordinarios por el mundo del deporte visita: www.librofaitelson.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas