A falta de inspiración, coraje

Todos podemos tener un mal día, todos somos proclives a sufrir los cambiantes guiños de la fortuna.
“Courage is how bad you want it!”.          Joe Frazier, Ex Campeón Mundial Peso Completo.

Todos podemos tener un mal día, todos somos proclives a sufrir los cambiantes guiños de la fortuna. Sin embargo, es en esos momentos, cuando la inspiración desaparece y la suerte nos abandona, cuando los grandes atletas anteponen el carácter y la inteligencia. Durante los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, en la Final de 100 mts Mariposa, los goggles de Michael Phelps se llenaron de agua y el gran campeón estadounidense perdió la visibilidad. Phelps, apeló al coraje, se aferró a su sueño, sabía que no iba a poder hacer una prueba perfecta, pero aun así había que ir por la Medalla de Oro. Michael nadó casi a ciegas los últimos 50 mts, lo hizo contando sus brazadas, y ganó por una centésima de segundo. Fue una exhibición de agallas e inteligencia.   En el futbol ocurre lo mismo. No todos los partidos se pueden jugar con brillantez, hay algunos en los que hay que sufrir y en los que hay que sacrificar el estilo a cambio de la victoria porque las circunstancias así lo ameritan. Hay días en los que puedes ser un artista exquisito, hay otros en los que hay que ser luchador de barrio. Cruz Azul tuvo el sábado su peor tarde de la temporada. Su rendimiento fue bajo y además tuvo muy mala suerte. Los jugadores debieron asumir esa condición, esas circunstancias y anteponer el carácter y la astucia a todo lo demás. Si sabes que no es tu día, y que una nube negra se ha posado por encima de ti, no te quieras pasar de listo, no patees a un adversario, no metas una mano dentro del área, no intentes ganar con una genialidad. Aprieta, muerde, desángrate, únete, y gana como sea. Los grandes atletas también saben aceptar cuando no es su día, cuando el viento está en contra, y a cambio ganan con temperamento e inteligencia. 40 años de Liguilla y se siguen quejando Creer que el sistema de competencia del futbol mexicano es el culpable del nivel de la liga, es un peligroso espejismo. Pensar que si se suprime la Liguilla los futbolistas serán más espectaculares, estarán mejor preparados, o simplemente le pegaran mejor a la pelota no tiene argumentación lógica. Si mañana eliminamos a la Liguilla y se otorga el título a quien haga más puntos, los jugadores seguirán siendo los mismos, con virtudes y defectos. ¿Matías Vuoso meterá más goles? ¿Horacio Cervantes estará más concentrado? ¿El “Bofo” será más constante? No. El nivel de la liga sube o baja en función de la calidad de los futbolistas. La NFL y la NBA tienen sistemas muy similares, pero en contraste, preparan atletas gigantescos. Si tuviéramos más Cuauhtémoc´s, más Cabañas, más Benítez, más Chícharos, habría más espectáculo sin importar si es a puntos o si se define a eliminación directa. Muchos ya olvidaron o, no se han enterado, que antes de 1970 el Futbol Mexicano tenía una liga larga a puntos, y los jugadores no eran mejores, no conseguían títulos internacionales o triunfaban en la Copa del Mundo, al contrario. Simplemente había buenos y malos, como siempre. Llevamos 40 años de Liguilla y cada seis meses escucho las mismas quejas sin argumentación lógica. Te invito a replantear tu análisis y a enfocar tus energías en la variable precisa: ¿quieres más espectáculo? Exige, entonces, mejores futbolistas.   El libro de la Semana: “Los boxeadores somos una familia. Conocemos cosas sobre el boxeo que los demás ignoran. Sabemos que, aun cuando ganamos una pelea, perdemos algo de nosotros mismos cada vez que subimos al ring”: Un centenar de frases como ésta de Lennox Lewis, y 250 extraordinarios retratos conforman un libro imperdible: “Box: The face of boxing” con fotografías de Holger Keufel y textos de Thomas Hauser. Se trata de una edición finamente elaborada donde se rinde homenaje a las leyendas vivas del pugilismo: campeones, entrenadores, promotores, referees, la gente que ha dedicado su vida a esta disciplina ancestral. Oscar de la Hoya, Mike Tyson, Floyd Mayweather Jr., Evander Holyfield, Antonio Margarito, Ray Mancini, Leon Spinks, Bob Arum, Sylvester Stallone, conviven en memorables páginas, a través de las cuales se puede oler la sangre, sentir el dolor y también paladear la gloria que sólo ofrece el pugilismo. “La verdad sale a relucir en un cuadrilátero. He visto a muchos tipos duros, jóvenes de los barrios bravos, llegar al gimnasio y desbaratarse cuando suben al ring. El boxeo hará de ti una de dos cosas: sacará al cobarde que llevas dentro, o te hará un hombre”: Paulie Malignaggi, ex campeón mundial superligero. ¿Buscas un buen regalo para la próxima Navidad? Este libro te hará quedar como un campeón (Gandhi, $399).

Si quieres vivir más historias sobre la liguilla y el boxeo, Chávez, De la Hoya, Barrera, visita: www.librofaitelson.com

Sígueme en Twitter: Antonio_Rosique

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas