Rosique

Tigres: entre la ambición y la desidia

Sábado 16 de Marzo del 2013



Aún recuerdo con claridad aquel 24 de marzo de 1996. ¿Te suena la fecha? Si eres aficionado Tigre, estoy seguro que algo se moverá dentro ti. El “Chepo” De la Torre jugaba en aquellos sufridos Tigres (aunque no lo creas); Sergio Almaguer también, pero lo hacía todavía como centro delantero; del mismo modo vestían la camiseta felina Omar Arellano (padre del actual jugador de Rayados) y Robert Dante Siboldi, entre otros futbolistas que aquella tarde perdieron 1-2 con Monterrey en el Universitario.

Lo peor del caso no fue caer ante el archirrival, sino que esa derrota consumó, oficialmente, el descenso de Tigres a la Primera División “A”. Esa tarde hubo lágrimas y sollozos, pero también algo muy poderoso ocurrió entre la gran afición felina. Mientras la gente despedía a Tigres del Máximo Circuito, al mismo tiempo hacía una promesa silenciosa, casi un “pacto de sangre”, un compromiso pasional para toda la vida…Porque ellos seguirían a Tigres por siempre, sin importar a dónde tuvieran que ir.
           
Y así sucedió. Meses más tarde, cuando Tigres inicio el torneo en la División de Ascenso, la gente volvió a llenar el estadio Universitario y también a contratar autobuses para seguir al equipo cuando jugaba de visitante. Más allá de alejarse, la gran afición felina se hizo más grande y más fuerte, más creyente y más audaz. Muchos futbolistas importantes se quedaron en el club, y 12 meses más tarde, Tigres estaba de regreso en la máxima categoría.
 
En unos días se cumplirán 17 años de aquel descenso, una prueba de fuego que, estoy seguro, fortaleció al club y a sus apasionados seguidores.

Tras ser Campeones en Primera “A”, Tigres acumula un título, el del Apertura 2011 y dos Subcampeonatos. Pocos equipos en México tienen una afición tan fiel y entregada como Tigres, así como un poder económico y una organización tan poderosa detrás del plantel. Es por eso que me ha parecido lamentable y mezquina, desalentadora y egoísta, la decisión que tomó la Directiva y el Cuerpo Técnico de los Tigres sobre desperdiciar la oportunidad de buscar la Liga de Campeones de la CONCACAF.

Jugar con suplentes el partido de vuelta ante el Seattle Sounders y tirar por la borda la posibilidad de estar en Semifinales del torneo internacional, cuando llevas tan buena ventaja en la Liga me ha parecido tan soberbio como desatinado. Sea quien sea el que haya tomado la decisión, espero que esté consciente que más que enfocar al equipo en el torneo de Liga, ha privado a su gran afición de soñar con viajar a Marruecos en diciembre de este año para disputar el Campeonato Mundial de Clubes de la FIFA, algo que los últimos dos años ha disfrutado Rayados de Monterrey.
 
Así como la fabulosa afición felina ha estado con el equipo en los tiempos amargos y en los momentos gloriosos, la gente que dirige a Tigres debería ser más sensible a las ilusiones de sus seguidores y atreverse a dar ese paso valiente y grande que supone competir a nivel internacional.

Hace un año, Ricardo Ferreti le dio poca importancia al repechaje de la Copa Libertadores y Tigres quedó fuera. Ahora ocurrió lo mismo con la “Concachampions”. ¿Cuándo se atreverá la Directiva de Tigres a buscar un trofeo internacional?, algo que, a lo largo de la historia ya han hecho Monterrey, Pachuca, Atlante, América, Pumas, Guadalajara, Necaxa, Puebla, y hasta el extinto Atlético Español, ganadores todos del título de la CONCACAF.

Sólo le recuerdo a la Directiva de Tigres, que su gente, su extraordinaria afición ya dio ese paso, son ellos los que desde hace mucho tiempo piensan en grande, y no desperdician un solo momento, un solo partido, una sola oportunidad para estar con el equipo, ni siquiera, aquel año en que estuvieron en la Segunda División.  
 
*Te invito a seguirme en Twitter: @Antonio_Rosique y en mi Facebook oficial: Antonio Rosique / Descarga de Adrenalina
 
*Te invito a conocer mi Galería de Arte dedicada al deporte en: www.galeriaheroica.com

Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios