El A2015 se consolida, el arbitraje no tanto

La semana arbitral está teniendo contrastes importantes ya que, pese a la capacidad que poseen, los señores de mayor experiencia no alcanzan su nivel óptimo

Los equipos se consolidan, el arbitraje no tanto

Se empieza a cerrar más el torneo con cuatro equipos que, a través de la consistencia en el último tercio del Apertura 2015, siguen afianzándose en camino a la Fase Final.

Los Pumas de la UNAM se consolidaron en el primer lugar de la Tabla General rebasando la meta de puntos que su Director Deportivo vaticinó antes de iniciar el certamen; Toluca sin muchos reflectores y con un plantel rejuvenecido está instalado en el segundo puesto; mientras América, con sus individualidades, está generando un buen fútbol que los llevará a la Liguilla, de la misma manera que a los Camoteros del Puebla que, sin un plantel basto, se encuentra instalado en zona de calificación.

Por su parte, la semana arbitral está teniendo contrastes importantes ya que, pese a la capacidad que poseen, los señores de mayor experiencia no alcanzan su nivel óptimo, y algunos jóvenes aprovechan la oportunidad para consolidarse en el Máximo Circuito.

En Veracruz dirigió las acciones César Arturo Ramos, quien viene siendo muy inconsistente en sus actuaciones. No logra salir de este bache que ha tenido desde el torneo anterior, de tal manera que en el duelo de los jarochos ante Santos dejó pasar infracciones con fuerza excesiva, como fueron la patada que le dio Ravelo a Peñalba o la fuerte entrada de García sobre Mendoza y la plancha de Paganoni sobre Tavares,lo que me llama mucho la atención ya que se necesita trabajo técnico para distinguir las infracciones temerarias de las infracciones con fuerza excesiva.

Fue en el León contra Pumas que Roberto García Orozco dirigió el partido por el liderato del torneo, donde tuvo una participación por debajo de su nivel al tomar decisiones que, en mi opinión, fueron incorrectas. Tal fue la jugada en la que Christian Martínez derribó dentro del área a Fidel y en la que García indicó el tiro penal a favor de los universitarios, sin mostrar la roja, la cual correspondía ante la falta en una oportunidad manifiesta de gol, ya que Fidel Martínez intento eludir al guardameta esmeralda antes de que se le cometiera la infracción, el balón quedó dentro del área de meta y solo tenía a un defensor (Navarro) en la línea de gol. Sin embargo, más tarde expulsó a Fidel Martínez por una jugada en la que se acomodó el esférico e intentó anotar un gol, en lo que me pareció una mano accidental. Insisto hace falta trabajo técnico-práctico con los silbantes.

Pese a los errores, también tengo que resaltar los buenos trabajos arbitrales, como fue el caso de Miguel Ángel Flores en el Estadio Azul, durante el enfrentamiento de los dos últimos lugares del torneo donde Flores dio una buena conducción al juego y, para el minuto 91, tomó una excelente decisión al no marcar falta tras la caída de Joao Rojas, quien ingreso al área de Dorados driblando rivales y ante la intervención de Lacerda no pudo continuar.

Otro partido muy buen conducido fue en Morelia contra Atlas, en el que Yair Miranda se encargó de llevar a buen término este juego.

Por último pero con una buena labor en la cancha, fue lo realizado por Luis Enrique Santander, durante el compromiso entre Guadalajara y Puebla, duelo de trascendencia por el tema de los cocientes, en el que destacó la buena conducción y practicidad al sancionar solo lo que demandó el juego.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas