León, el dramático descenso

Cada año, la tabla clasificatoria echa humo. Los conjuntos implicados por salvarse de la quema buscan salir lo mejor librados. Bajar de categoría es un golpe anímico, deportivo, social y económico.

Cada año, la tabla clasificatoria echa humo. Los conjuntos implicados por salvarse de la quema buscan salir lo mejor librados. Bajar de categoría es un golpe anímico, deportivo, social y económico muy fuerte. Por eso, las últimas jornadas son trascendentales. Los sueños de cada semana en algunos casos, se convierten en verdaderas pesadillas. Hoy en día, el equipo León se ve muy fuerte, busca por todos los medios futbolísticos regresar a la división que le corresponde, sin embargo, hace unos años vivió un dramático descenso que quedó para la historia. Esperando que esa grandiosa afición pronto pueda gozar con tener al equipo León en el máximo circuito, les dejo aquí mi recuerdo de aquel 2002. Una de las plazas históricas del futbol mexicano, estaba a punto de quedarse sin un lugar en Primera División. El León, un equipo cinco veces Campeón de Liga, sufría en los últimos lugares de la tabla. El Club del Bajío, con casi 60 temporadas en Primera División y luego de tres torneos ocupando los últimos lugares del balompié mexicano, se veía sumido en la lucha por permanecer en el Máximo Circuito. El rival directo, era otro equipo del Bajío: El Celaya. Con sólo dos triunfos en 17 fechas, el León, dirigido por Rafael Chávez Carretero, llegaba a la Jornada 18 con la misión de ganar los partidos que le quedaban. El Celaya, podía darse el lujo de perder el único partido que le faltaba por jugar y salvarse, si el León no ganaba sus seis puntos restantes. El  cuadro del Bajío, tenía grandes esperanzas, jugaba en casa y el rival era el Puebla, que venía de nueve fechas sin ganar. Los astados del Celaya, que descansaban esa semana, jugarían su última carta ante La Piedad, Líder general y que difícilmente dejaría ir un solo punto ante cualquier rival y menos ante un cuadro infinitamente inferior. El panorama general, daba grandes esperanzas al conjunto leones. El domingo 21 de abril del 2002 los Panzas Verdes se presentaron en su estadio con: Aldo Díaz; Raúl “El Potro” Gutiérrez, Nicolás Sartori, Guido Alvarenga y Edson Astivia; Omar Flores, Guillermo Calvillo, Marco Mendoza, Ulises González, Missael Espinoza y Rodrigo Valenzuela. Ambas escuadras se notaban nerviosas en los primeros minutos. El Puebla, porque no podía ganar desde hacía semanas, el León porque quería salvarse de la quema. El primer gol cayó hasta el minuto 41, casi cuando la primera parte fenecía. Raúl “El Potro” Gutiérrez marcaba y daba grandes esperanzas a los aficionados leoneses. En el complemento, los locales buscaron desde el inicio el gol que le diera la calma definitiva… y lo consiguieron. Nelson Esqueda, quien había entrado de cambio, en una gran jugada, marcó al minuto 64. ¡La locura en el estadio! ¡El Nou Camp se cimbraba! Cantos, porras, llanto… Pero, todo cambió en unos segundos. Por el Puebla entró de cambio Marco capetillo. Apenas con unos minutos en el campo, recibe a los límites del área y con disparo cruzado, marca el primero para el Puebla. El León trató de defender la precaria ventaja, pero nuevamete Capetillo encontró espacios en la zona rival y con disparo cruzado venció por segunda ocasión al arquero Aldo Díaz. Nadie lo podía creer. El León necesitaba forzosamente el triunfo, por lo que mandó toda la carne al asador. Tuvo todavía dos oportunidades, pero al minuto 84, un contragolpe letal. Apareció de nueva cuenta Marco Capetillo, quien desbordó y mandó un centro medido a Rafael Garzón… ¡Goool! Le habían dado la vuelta al marcador. La derrota dejó al cuadro de Rafael Chávez Carretero  en el sótano de la tabla de porcentaje. ¡La debacle! El conjunto leones ya no podía alcanzar al Celaya. El drama del descenso se había consumado… Los Panzas Verdes todavía jugarían la última fecha el 27 de abril del 2002 ante el Necaxa. Para marcar aún más el drama, perdieron 2-0. La Primera División era cosa del pasado para ellos… Espero que en unas semanas, estén festejando el regreso, porque esta plaza mundialista con uno de los equipos históricos del futbol mexicano y esa grandiosa afición, se lo merecen. Los invito a seguirme en Twitter @CarlosCalderonC

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas