Isidro Lángara, 100 años

Uno de los mejores jugadores de futbol que ha visto el mundo es sin lugar a dudas Isidro Lángara.

Uno de los mejores jugadores de futbol que ha visto el mundo es sin lugar a dudas Isidro Lángara. Español por nacimiento, mexicano por adopción, estaría cumpliendo 100 años de edad. Es por esto que le hago un pequeño homenaje que retrata un poco cómo era Isidro como futbolista y como persona. Isidro nació en Pasajes, Guipúzcoa el 25 de mayo de 1912. Jugador del Real Oviedo, Lángara fue mundialista por España en 1934. Perteneciente a la resistencia vasca en contra del general Franco, Isidro viajó con la Selección vasca por el mundo para generar dinero para la causa republicana y hacer ver lo que ocurría en el país ibérico. En 1937 México tuvo la fortuna de que la Selección vasca llegara a tierra azteca mostrando el gran nivel que tenían. Entre ellos, sin lugar a dudas el gran ídolo era Isidro Lángara. La afición los recibió como verdaderos ídolos, cargándolo en hombros. De Lángara se dice que era alto, cuerpo atlético, musculatura impresionante y gran flexibilidad. Ese era Isidro, que además tenía cara de niño. Jamás se casó ni tuvo hijos, vivió para las mujeres y para sus sobrinos -los hijos de sus compañeros vascos-. Los aficionados de aquellos años recuerdan vivamente el gol de chilena que anotó el 12 de diciembre de 1937 a la Selección Mexicana. Raúl “Pipiolo” Estrada, portero mexicano, despejó hasta media cancha. Lángara, veinte metros fuera del área, vio pasar el balón sobre su cabeza, dio media vuelta y de espaldas a la portería se lanzó al aire y la pescó con el pie derecho. La esférica fue por los aires directamente al gol y se metió en un ángulo, sin que Estrada pudiera hacer otra cosa que observar impávido lo que ocurría. La Selección vasca jugaría en la Liga mexicana con el nombre de Euzkadi en la Temporada 1938-1939, ya que se le consideraba un equipo sin patria. A España no podían regresar por los horrores de la guerra y la FIFA no los reconocía al haber abandonado a la Federación Española de Futbol, por lo que tampoco podía continuar su gira de partidos por el mundo. El campeonato resultó de lo más atractivo y subió enormemente el nivel del futbol mexicano. El Euzkadi quedaría en segundo lugar de la tabla, dos puntos abajo del Campeón Asturias. Pudo haber ganado, pero varios de sus jugadores marcharon a mitad de temporada contratados en el futbol argentino, incluyendo a Lángara, que sería un ídolo en San Lorenzo en donde en su debut anotó cuatro goles. En 1942 el San Lorenzo visita México y en 10 partidos anota 42 goles, 23 de los cuales son de Lángara. En una entrevista a la revista “FUTBOL”, Isidro dice que quiere regresar a México, al que siente como su segundo hogar y el Club España lo contrata al año siguiente. Lángara, el crack español, responde anotando 27 goles durante la temporada en un torneo en el que juegan tan sólo 10 equipos. El siguiente año anota 38 y un año después 40, lo que es un récord de más goles anotados en el futbol profesional. También tiene el récord de más goles anotados en un partido oficial de la Liga mexicana, con 7. Esto ocurrió el 19 de mayo de 1946, cuando el España se enfrentó al Marte y le ganó 9-1, siete de los cuales fueron obra de Isidro. Isidro Lángara pasaría casi toda su vida en México, hasta que decidió que era hora de regresar al terruño y murió en su amada Guipúzcoa el 21 de agosto de 1992. Hoy, estaría cumpliendo 100 años de vida.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas