La Pluma del 'Chicken'

La Final de la Copa Oro es este sábado y a los que llevamos casi un mes de huelemoles siguiendo a la Selección Mexicana se nos está acabando el veinte.

La Final de la Copa Oro es este sábado y a los que llevamos casi un mes de huelemoles siguiendo a la Selección Mexicana se nos está acabando el veinte. Hoy en esta columna –en la que no se hacen análisis tácticos estilo La Volpe, ni se presume haber descubierto el futbol, como muchos, sino simplemente se cuentan historias que podrían pasarnos a todos- escribiré una recopilación de anécdotas sobre las cosas que detrás de cámaras han ocurrido en este chicharronero certamen. Ya con algunos añucos en este negocio, no es la primera vez que me toca acompañar en una gira artística al representativo mexicano, pero he de decirles que sí es la primera vez que veo un grupo de verdad con tan buen ambiente, tan unido. Normalmente están los grillos de siempre, se forman bolitas, hay inconformes, y todo eso, pero en este caso, tanto “Chepo” como González Iñarritu han tenido la virtud de que los jugadores se sientan arropados, con todo y el escándalo de los clembuteroleados. Siempre se ven risas, buenas caras, y hasta aquellos jugadores que antes se sentían la última chela de la fiesta, hoy le entran a las reglas del plantel y se nota que lo hacen de muy buena gana. Ya en lo futbolístico pueden ser campeones o no, pueden gustar o no, pero para ser el primer torneo de “Chepo, en conformación de grupo sí se merece una mención. Dentro de las cosas chuscas que nos ha dado esta copa, está sin duda la maravilla que ha representado el sonido local de los estadios en el palco de prensa. Ah, porque como aquí es mucho primer mundo, los palcos donde ubican a los medios, están llenos de comodidades, bueno, hasta buffet de pollito y pasta ponen, una verdadera gozada, y como en todos los estadios los palcos son como suites entonces hay vidrios que no dejan escuchar el sonido ambiente, el cual entra por una bocinita, entonces hay un encargado de anunciar los cambios, los goles, las tarjetas que no es el mismo que el que lo hace en el resto del estadio, y este buen hombre dice las cosas en inglés y en español. En el primer juego, en el Estadio de los Cowboys, al pobre brother que pusieron a anunciar, se veía que del español conocía menos que yo de la independencia de Mozambique, y ya se imaginarán la bonita escena de que a medio juego, todo muy profesional se escuchó en las bocinas: “Cambio del México, Giovani dos Santos pa’fuera, Rafael Márquez pa’dentro” Claro que la botana estuvo sabrosa y el muchacho este no se la acabó. Se supone que la seguridad es un obligado en todo lo que se organiza en Estados Unidos, y si en México nos quejamos que luego los del famoso Grupo Lobo –esos de amarillo fosforiloco con negro que están en todos los eventos deportivos y de espectáculos ahí como guaruras- son medio gandallitas, aquí en los United, además de que miden como tres metros y pesan como 200 kilos, los señores que salvaguardan el orden gritan, manotean y son más mal encarados que Costly después de perder. Pero aún con todo esto, se han metido los espontáneos a la cancha, y estos cuates no han dado una, los paisanos con su 1.65 los bailan y los torean. El colmo, fue lo que ocurrió en el partido de México vs Honduras. Los que vemos el partido desde el palco, al término del mismo, bajamos a un costado de los vestidores para hacer entrevistas. Como lo han de suponer por cada tres pasos que damos aparece uno de esos gorilas que te checa la acreditación, te pregunta a dónde vas, dónde vives, que chones usas y demás. ¿Cómo sucedió? No lo sé, pero en Dallas, en la mismísima zona de prensa había varias personas ya con los jugadores que traían una credencial de Copa Oro más pirata que los refuerzos de las Chivas y estos señores se tardaron como media hora en darse cuenta. Y lo mejor, en Houston, renombrado periodista del que me reservaré el nombre, se equivocó de camino, y en vez de llegar al área de entrevistas ¡Apareció en la cancha! sin que nadie se diera cuenta. Claro que se regresó hecho la mocha, y fuimos los otros reporteros los que notamos que si hubiera querido, se mete a abrazar a “Chicharito” y ¿no que mucho control? Pa que vean que en todos lados se cuecen habas. Total que este cuento ya se va a acabar y antes de irme sólo quiero mencionar que hay gente que vía Twitter me dice que los medios inflamos a la Selección, a lo que en muchos momentos estoy de acuerdo, sin embargo, aunque no nos ha gustado mucho lo hecho ante Guatemala y Honduras, les prometo que lo hecho por Estados Unidos en todo el certamen ha estado mucho más pal perro, así que sin triunfalismos ni agrandamientos, creo que México ha hecho mucho mejor las cosas que el equipo anfitrión y hay argumentos para pensar que se debe y se puede ganar el pase a la Confederaciones. Carlos “Chicken” Muñoz está al aire de lunes a viernes de 6:00 a 10:00 y los sábados de las 13:00 a las 14:00 horas por 88.9 Noticias. En twitter: @carloschicken

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas