La Pluma del 'Chicken'

Qué fácil es acostumbrarnos a lo bueno, sobretodo cuando se trata de dignos exponentes nacionales triunfando en las grandes ligas de cualquier deporte.

Qué fácil es acostumbrarnos a lo bueno, sobretodo cuando se trata de dignos exponentes nacionales triunfando en las grandes ligas de cualquier deporte. Este año el Superbowl de la lucha libre, Wrestlemania, tendrá como factor en contra para los amantes del pancracio mexicano, que no veremos a ninguno de nuestros exponentes fuertes. Rey Mysterio, Alberto del Rio y Sin Cara se lesionaron ya hace algún tiempo y eso los ha borrado provisionalmente de RAW y Smackdown. De entrada creo que en México se nos pierde un poco el sabor especial de ese evento que en los últimos años nos había dado por lo menos la incertidumbre de ver lo que la empresa más importante de lucha a nivel mundial decidía para los nuestros. Pero lo que Wrestlemania nos ofrece es un par de platillos, que curiosamente no tienen que ver con títulos de por medio, como los duelos más atractivos. La batalla superestrella simplemente es por el honor, pero estoy seguro que sacará chispas y será uno de esos épicos combates que se recordarán por mucho tiempo. Soy de los que piensan que la imagen de John Cena está sobre explotada, totalmente gastada y que por lo mismo ya no es el “archifavorito” de la afición, así que me parece un acierto confrontarlo con uno de los héroes de antaño, The Rock. Si bien es cierto que el estar tanto tiempo alejado de los encordados y metido más bien en un set de cine, puede hacer que La Roca llegue fuera de ritmo, no creo que vaya a verse muy tronco, ni mucho menos creo que deje de salir como favorito por la mayoría de los aficionados. Esta sería la primera vez en que Cena no cuente con el unánime apoyo en un Wrestlemania y que aunque así no esté pactado pueda incluso actuar como “heel”. ¿No les gustaría ver a un Cena como un auténtico villano? Creo que esta es una oportunidad maravillosa de capitalizar una imagen que ya no es como la de antes y darle un resurgimiento en su carrera. En México el experimento funcionó a las mil maravillas con Atlantis y hoy, ya de vuelta en el bando limpio, no deja de perder su rol de estelarista. En el otro combate, HHH y Undertaker se vuelven a ver las caras, ahora en una lucha en jaula, con el atractivo de tener al chico rompe corazones Shawn Michaels como réferi especial. Seguramente se impondrá el record de 20-0 para El Enterrador, pero lo atractivo de este pleito es que por como se ha visto, puede ser el último en la carrera de un gladiador que sin duda pasará a la historia como uno de los más grandes. Las lesiones han aminorado mucho las condiciones de Undertaker y retirarse con un invicto en la máxima justa del pancracio sería un dignísimo homenaje a una imponente carrera. Hoy más que nunca las luchas por los títulos lucen insípidas, desiguales y sin tantos ingredientes para pensar en eventos que tardaremos años en olvidar, así que a falta de menos de un mes para el gran día, espero que WWE nos sorprenda como solo ellos saben hacerlo y por lo menos las dos luchas estelares sean de esas que aplaudamos de pie todos los aficionados de corazón al deporte espectáculo. Carlos “Chicken” Muñoz está al aire de lunes a viernes de 6:00 a 10:00 y los sábados de las 13:00 a las 14:00 horas por 88.9 Noticias. En twitter: @carloschicken

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas