La Pluma del 'Chicken'

¿Cuántas veces hemos leído y escuchado en los últimos años que en el futbol actual se han acortado las distancias, que todos pueden perder contra cualquiera, y cosas por el estilo?

¿Cuántas veces hemos leído y escuchado en los últimos años que en el futbol actual se han acortado las distancias, que todos pueden perder contra cualquiera, y cosas por el estilo? Respondería que esta frase tiene razón y no, por contradictorio que parezca. Por un lado, lo que ha pasado en las últimas semanas en Europa y en nuestra Champions región cuatro, demuestra que nada ha cambiado. El Barcelona le metió siete al Leverkusen, los mismos que le hizo el Bayern al Basilea, mientras que el Madrid le zumbó cuatro al CSKA, todo esto en la Liga de Campeones. En la Liga Europa, en tres de los juegos de octavos de final hubo marcadores con cuatro dianas de un lado. Y en nuestra Concachampions, ya en ronda de cuartos, donde se supone que pasan los mejores ocho del área, vimos goleadas de Monterrey sobre Monarcas, de Santos sobre Sounders y de Pumas sobre Metapán. Entonces, ¿será que realmente las distancias se han acortado o siguen tan abismales como siempre? En la Champions cambiaron el formato para dar el pase a equipos de países chicos futbolísticamente hablando, lo cual hizo que hoy tengamos a un conjunto chipriota jugando fases inimaginables antaño, pero eso también puso en esas rondas a cuadros suizos o incluso alemanes que no han hecho buenos torneos. Por el otro lado, grandes como el Manchester United muerden el polvo ante equipos aparentemente más modestos como el Athletic. Finalmente esto sigue siendo lo bonito del deporte que nos apasiona. Cuando pensamos que va a llegar algo parejo termina en goliza de escándalo y cuando hay un favorito claro puede ser derrotado. Lo único que creo que no se puede perdonar es que un equipo que se vea tan superior en un juego, pueda perder el otro contra el mismo equipo. Cualquiera que haya visto el Pumas vs Metapán o el Santos vs Seattle podría jugar que ni salvadoreños ni estadounidenses tenían con qué siquiera hacerle cosquillas a los mexicanos, y los dos debiluchos llegaron con ventaja obtenida en los duelos de ida. Entonces la pregunta obligada sería ¿cómo es posible que con todo respeto, un equipo tan malo como el Metapán, al que le hicieron ocho goles y pudieron haber sido diez, haya ganado 2-1 en su casa? ¿Se vale ser tan resultadista y echar el camión atrás jugando fuera de casa para definir todo de local,  siendo ampliamente mejor? Suponer es muy fácil, pero ¿no creen que si Pumas hubiera resuelto la eliminatoria desde el primer cotejo, pudo haber encarado la vuelta con menos presión y prescindir de hombres que hoy están lesionados y no podrán jugar ni contra el América, ni contra nadie más en el torneo como Verón? Ustedes ¿qué opinan? ¿No les parece ilógico cómo dos partidos entre los mismos equipos puedan ser tan distintos con una semana de diferencia? Hoy los Pumas lloran, con razón, pero… ¿no se pudo evitar la tragedia? Carlos “Chicken” Muñoz está al aire de lunes a viernes de 6:00 a 10:00 y los sábados de las 13:00 a las 14:00 horas por 88.9 Noticias. En twitter: @carloschicken

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas