Mercado de lágrimas...

El pasado miércoles con motivo del Draft realizamos un interesante ejercicio en Medio Tiempo con una transmisión de 13 horas en la que seguimos todos los pormenores del evento.

El pasado miércoles con motivo del Draft realizamos un interesante ejercicio en Medio Tiempo con una transmisión de 13 horas en la que seguimos todos los pormenores del evento, y sin duda alguna, lo más preocupante del llamado mercado de piernas, que ya cada vez más parece mercado de lágrimas, es que durante los comentarios que hicimos al aire, así como en los tweets que llegaron por parte de ustedes, el común denominador no era lo que estaban haciendo los dueños de los equipos en Cancún, sino lo que estaban dejando de hacer. Cuando apareció Enrique Bonilla a pregunta expresa de nuestro Editor General, Sergio Álvarez, sobre lo que el régimen de transferencias generaba y si con esta baja de movimientos se podría pensar en la extinción de esta manera de comprar y vender jugadores, la postura de la FEMEXFUT y de la nueva Liga MX fue muy clara, a ellos ni les va ni les viene que se haga el Draft y al ser un evento en el que no le pierden, pues seguramente estamos todavía muy lejos de que termine esa práctica en la que el profesional del futbol tan criticado por algunas actitudes de soberbia, tiene que bajarse de su nube al punto de ir a denigrarse, y como se dice comúnmente, no les queda otra más que quedarse banqueteando en espera de que algún directivo pase por ahí y le pueda echar una sonrisita. Durante todo el día mantuvimos la postura de que el gran perdedor de la jornada era Chivas, porque aunque Monterrey y Cruz Azul no habían comprado nada, por lo menos tenían un plantel más sólido y en el caso de los cementeros, varias plazas de extranjeros que ocupar, pero para el rebaño, a menos de pensar en Aníbal Zurdo o Nery Castillo –que seguramente acabará congelado un año más en Europa o seducido por las arcas del nuevo rey tuzo- no hay por dónde buscarle fuera del Draft. Entonces, llegó lo de Rafa Márquez Lugo, que aunque más que bomba, fue como una luz de bengala, aunque ya por lo menos no dejó tan desprotegido el ataque del chiverío. Así pues, creo que en el último momento el gran perdedor del Draft fue sin duda el cuadro de Morelia. Es una pena que el proyecto de Rubén Omar Romano se haya visto fracturado, incluso cuando ni siquiera ha comenzado. Y había que verla la cara al nuevo timonel purépecha a su salida del hotel en Cancún, su gesto de una mezcla entre molestia y preocupación se trasladó hasta sus seguidores que incluso en las redes sociales han convocado a movilizaciones frente a las instalaciones del club para manifestar su inconformidad. Así pues, un nuevo Draft pasó con más pena que gloria por los escasos movimientos, por solo oficializar las cosas que ya se sabían y nos deja la reflexión más clara, el que más pierde –todavía más que los Monarcas- con este sistema impositivo, autoritario y sin mucho sentido es el propio fútbol mexicano. A ver qué sucede el año que entra, pero si quieren una buena idea para mejorar su liga, no es poniéndole un nombre tan creativo como MX, o buscando un banco que la patrocine. La mejor solución es mejorar condiciones como la del miércoles pasado. Carlos “Chicken” Muñoz está al aire de lunes a viernes de 6:00 a 10:00 y los sábados de las 13:00 a las 14:00 horas por 88.9 Noticias. En Twitter: @carloschicken

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas