Brasil siempre Brasil

Faltan 63 días para que arranque la Copa del Mundo Japón-Corea 2002 e increíblemente la selección de Brasil no es marcada favorita para adjudicarse el trofeo FIFA.

Faltan 63 días para que arranque la Copa del Mundo Japón-Corea 2002 e increíblemente la selección de Brasil no es marcada favorita para adjudicarse el trofeo FIFA. Quizás por historia, la "verde amarela" pueda ser considerada como uno de los equipos a seguir, pero tan sólo por eso, ya que el nivel mostrado por el cuadro que dirige Luis Felipe Scolari ha sido escueto, con respecto a lo que nos tenía acostumbrados. Cierto que ya para cuando el cuadro amazónico esté jugando la competición oriental, las estadísticas que acumuló serán sólo eso, números, pero no deja de llamar la atención que de los 18 partidos que Brasil disputó en la eliminatoria perdió 6 partidos y ganó 9, ubicándose en la tercera posición en Sudamérica, en la que dicho sea de paso arrasó Argentina. Pero tal vez lo más preocupante de todo es que el ex técnico de Palmeiras no tenga un cuadro definido, sobre todo en la delantera, zona en la que invariablemente Brasil ha centrado todo su poder. Pese a la polémica que ha desatado la posible convocatoria de Romario al equipo de Luis Felipe Scolari, esta claro que el “Chapulín” es un jugador sumamente conflictivo, y un jugador de estas características terminan siempre por romper con la armonía de un grupo, así que será la decisión del propio Scolari. Ayer Scolari recibió una buena noticia, y es que después de dos años y medio, el delantero del Inter.,Ronaldo Nazario de Lima, se enfundó de nueva cuenta la camiseta de la selección brasileña, en una noticia que al parecer no le agradó mucho al Inter. De Milán, que lo cuida para la recta final de la Serie "A". El fenómeno jugó todo el primer tiempo en donde evidenció falta de ritmo, sin embargo no cabe la menor duda de que si se encuentra bien físicamente debe de ser uno de los imponderables en la próxima Copa del Mundo. Scolari tiene otras opciones viables para la delantera de Brasil, tal es el caso de Catanha, quien actualmente pelea palmo a palmo con Fernando Morientes el pichichi en la liga española. Otra opción es el delantero del Bayern Munich, Giovanni Elber, que fue considerado en la pasada Copa América, y además uno de los artífices del cuadro germano en la obtención de la pasada Liga de Campeones. Finalmente y el que si ha sido el gran olvidado es Mario Jardel, quien ha conseguido la impresionante cifra de 154 goles en los 141 encuentros en los que ha visto acción con el FC Porto. Es así como Scolari tiene una baraja de posibilidades para usar en la delantera, en el período quizás más complicado en la historia del futbol brasileño.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas