Argentina en el Mundial

No se usted, pero desde hace tiempo se puede percibir la euforia que despierta un evento de tal magnitud, como es la Copa del Mundo. En cereales, en refrescos, en la televisión, es más hasta mi...

No se usted, pero desde hace tiempo se puede percibir la euforia que despierta un evento de tal magnitud, como es la Copa del Mundo. En cereales, en refrescos, en la televisión, es más hasta mi madre habla de futbol ( y vaya que si eso es complicado). Todos hablan de las listas dadas a conocer por los técnicos, pero pocos se atreven a dar a conocer a favoritos, lo cual es perfectamente entendible, a tal grado que un servidor se incluye entre aquellos que creen lo complicado de pronosticar, más sin embargo aquí un breve análisis de los que podrían dar de que hablar. Este es el primer equipo: Argentina El cuadro albiceleste se perfila como amplio favorito para ganar la Copa del Mundo, pero esta claro que el gran enemigo de Argentina, es precisamente Argentina, ¿Suena extraño no?. Cuando todos los medios de comunicación centran toda su atención en cada entrenamiento, en cada frase, en cada instante, el seleccionado argentino comienza a sentirse presionado. Cierto, casi todos están acostumbrados a jugar bajo tensión, toda vez de su experiencia tanto en las ligas foráneas como en competiciones internacionales, pero podrán soportar la presión de que la prensa, (sobre todo la pampera) estará pendiente de una manera casi milimétrica en lo que haga o deje de hacer la Argentina de Marcelo Bielsa en la próxima Copa del Mundo. Por cierto que este último salió bien librado, al menos del primer capítulo del melodrama “Quien para el 9 de Argentina”, convocando a Batistuta. Por historia y por lo que representa, “Batigol” fue convocado al equipo, pero esta claro que no atraviesa por su mejor momento ni mucho menos. Hernán Crespo tiene ante sí la gran oportunidad de demostrar todo lo que se ha hablado de él, a tal grado que es pretendido por el Real y el Barcelona, además de ser el digno reemplazo de Batistuta, que se encuentra en el ocaso de su carrera. Ahora bien, pese a tener una defensa sólida, encabezada por Walter Samuel, y por el incansable Javier Zannetti, el Loco aún tiene dudas en el arco. A decir verdad Germán Burgos es el único que desentona con este equipo de ensueño, compensándolo con su liderazgo. Pablo Cavallero ha demostrado su valía en el arco argentino cuando fue requerido durante las eliminatorias, y Roberto Bonano, tuvo una temporada sin mucho que destacar con el Barcelona. La clave de Argentina se llama Juan Sebastián Verón, que en estos momentos debe de estar pensando seriamente en su continuidad en el Manchester United, en donde obtuvo una notable mejoría económica, más no así deportiva, y al igual que Crespo, carga con la mayor parte de responsabilidad de hacer que Argentina sea firme candidata. Esta es Argentina, un equipo que arrasó en las eliminatorias, y que es dirigida por un hombre que sueña con darle a su país un momento de alegría, en un período en el que la nación sudamericana pasa una situación complicada.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas