Un sabio consejo

Mis padres me han repetido hasta el cansancio un sabio consejo, que es aplicable en cualquier ámbito de la vida: “Nunca muerdas la mano que te dio de comer”.

Mis padres me han repetido hasta el cansancio un sabio consejo, que es aplicable en cualquier ámbito de la vida: “Nunca muerdas la mano que te dio de comer”. Al que yo creo que nunca se lo dijeron fue a Ronaldo. En las próximas horas se definirá el futuro del jugador, si se queda a jugar en el Inter. de Milán, o bien, si pasa al Real Madrid, regresando al futbol español en donde alguna vez se proclamara pichichi, y a ciencia cierta nadie sabe que pasa en estos momentos por la cabeza del jugador. Pero el que tan sólo considere esta posibilidad es un tanto malagradecido de su parte. Cierto que los futbolistas tienen carreras muy cortas, y que siempre deben de ver por su futuro, ya que el deporte de las patadas cobra factura pronto, pero en el caso de Ronaldo es hasta cierto punto “triste”. Al llegar al aeropuerto de la ciudad de Milán, un tifosi portaba una pancarta, con una leyenda:“Ronaldo ingrato”. Nada más cerca de la verdad. No tengo ninguna simpatía por el conjunto propiedad de Massimo Morati (ni mucho menos), pero es que el Inter. le ha pagado prácticamente el sueldo íntegro a Ronaldo durante los últimos 3 años, y sabe que ha conseguido en este período. Absolutamente nada. Quizás algunos puedan acusar del Inter. en intentar forzar el regreso del jugador, o quizás tan sólo fue mala suerte del jugador el lesionarse tan seguido. Ahora bien, a varios ya se les olvida la fragilidad de Ronaldo, inclusive estando en duda para la final de la pasada Copa del Mundo. Hoy en día el estado físico del jugador es una incógnita. Esperemos que tome una decisión en donde anteponga sus principios a lo económico.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas