Uno que se va y otro que se queda

Qué curioso.

Qué curioso. Luis Felipe Scolari, técnico que llevó a Brasil al campeonato del mundo por quinta vez en su historia, haciendo prácticamente resurgir de sus cenizas a la “verde amarela”, ha anunciado que no continuará más al frente de este conjunto. Lo cual no es tan curioso, si se analiza el hecho de que los últimos 4 técnicos campeones del mundo, han preferido dedicarse a otros asuntos. Desde el mundial de Italia 1990 en el que Carlos Salvador Bilardo, estaba al cargo de Argentina, y que venía de ganar el mundial de México 86, ningún técnico ha repetido. Qué curioso. Marcelo Bielsa, técnico que encabezó a la Argentina en las eliminatorias, mismas que llevo al cabo de una manera avasallante, pero que en la Copa del Mundo, fue un total y rotundo fracaso al no calificar a la segunda ronda, con tan sólo 2 goles a favor y una victoria, seguirá al frente de Argentina, o al menos eso es lo que indica la prensa del país pampero. Lo de Scolari es bastante respetable, y si me permite la expresión “se salió con la suya”. Haga un poco de memoria, antes de la Copa del Mundo se lo querían comer vivo, llevó al cabo la peor eliminatoria en la historia del futbol brasileño, y por si ello fuera poco se negó a llamar al símbolo del futbol brasileño de los últimos años, Romario. El pobre espectáculo de la “verde amarela”, no es tema que nos atañe en este momento. El resto de la historia usted ya lo conoce, Brasil campeón, en gran medida por los goles de Ronaldo, y Felipao es aclamado en su país, en esa cualidad inherente al futbol de crear héroes y villanos de la noche a la mañana. El caso de Bielsa es particular. Para nadie es un secreto que no todos están de acuerdo con la continuidad de Bielsa ni mucho menos, pero en general la idea de que continúe al frente de la albiceleste, ha sido bien acogida. ¿Por qué? Quizás por su profesionalismo, y que “El Loco”, es un tipo que le gusta estar alejado de la polémica. No le gusta hablar de más, y que yo recuerde nunca aseguró que Argentina ganaría el mundial. Es una oportunidad que Bielsa no debe desaprovechar. Que irónico es el futbol, uno que ganó un mundial y que deja el cargo, y otro que ni siquiera avanzó a la segunda ronda, y que es casi un hecho que será ratificado. Son cosas de la vida, y por supuesto del futbol.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas