Nadie creía en la Real

Antes de que iniciará la temporada del futbol español, varios de los especialistas citaban al Real Madrid, Barcelona, Deportivo la Coruña, y Valencia como firmes candidatos con miras a obtener el...

Antes de que iniciará la temporada del futbol español, varios de los especialistas citaban al Real Madrid, Barcelona, Deportivo la Coruña, y Valencia como firmes candidatos con miras a obtener el campeonato, junto con otros equipos como Betis, Málaga, Celta y Atlético que bien podrían ser considerados como los caballos negros. Pero a fuerza de ser sinceros nadie se imaginaba que la Real Sociedad de San Sebastián ocuparía la primer plaza de la liga de las estrellas, y no precisamente por obra de la casualidad. El fin de semana pasado el conjunto donostiarra ganó sin jugar bien ante el Sevilla. Los medios españoles no pudieron definirlo de mejor forma: “la Real ya gana como campeón”. Cierto falta mucho camino por recorrer, bastando dos malos resultados del conjunto de San Sebastián para perder la punta, pero por lo pronto el trabajo que ha llevado al cabo el francés Raynald Denoueix al frente de la Real ha sido fantástico. Vale la pena recordar que la Real fue uno de los peores equipos de la temporada pasada y que la afición cuestionó los fichajes del cuadro donostiarra, Kovacevic y el turco Nihat, los mismos que hoy hacen soñar a la afición de la Real. Como dato, no fue sino hasta este verano que la Real cambió su política de fichajes, registrando por primera vez en la historia del club a un jugador no nacido en San Sebastián, una situación similar a la que ocurre en el Athletic de Bilbao, con la pequeña diferencia de que la Real si contrataba a jugadores extranjeros. La clave del éxito de la Real se debe a 3 jugadores, Kovacevic, el ruso Valery Karpin, proveniente del Celta de Vigo y Xabi Alonso, el motor del medio campo. Para los que todavía cuestionan el liderato de la Real, ha salido avante ante 3 de los 4 grandes del futbol español, igualando con Deportivo y Real, mientras que ante el Barcelona consiguió un triunfo mayúsculo. En la fecha 17 enfrentará al Valencia. El Osasuna de Aguirre Pese a que todo apuntaba a que la salida de Manuel Vidrio del Osasuna de Pamplona había generado una crisis en el seno del equipo rojillo, a partir de esta hecho, el Osasuna suma 4 partidos sin conocer la derrota, con una cosecha de 10 unidades. El equipo de Aguirre consiguió dos victorias de forma consecutiva ante el Atlético de Madrid y el Athletic de Bilbao, éste último triunfo en calidad de visitante. El Osasuna suma 15 puntos, uno menos que el Barcelona, pese a la abismal diferencia en plantel y economía, dicho sea esto con todo respeto. Bien por el Vasco. Barcelona de Van Gaal Hablando de Barcelona, que desperdicio. Odio decirlo, pero se lo dije, el regreso de Louis Van Gaal fue una pobre decisión. Fíjese, la llegada de Van Gaal implicó la salida de Rivaldo del cuadro catalán, junto con un gran desgaste de la relación entre el presidente Joao Gaspart y ciertos sectores del club que no están muy contentos con la situación que vive el equipo. Así con un Real soñando, un Osasuna sumando y un Barcelona penando, la liga de las estrellas entra en sus últimas fechas correspondientes a la primer vuelta.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas