Reality soccer

La modernidad parece haber llegado al futbol.

La modernidad parece haber llegado al futbol. Al menos en Francia. Y es que el fin de semana pasado, los televidentes de la primer televisión pública francesa, TF1, pudieron escuchar todos los comentarios, exclamaciones, reclamos, entre el árbitro Alains Sairs y los jugadores que tomaron parte en el cotejo de treintaidosavos de final de la Copa de Francia, protagonizado por el Marsella y Bastia. Los hombres de negro portaron en dicho partido micrófonos y auriculares para tener comunicación entre ellos a fin de que el público televidente pudiera escuchar absolutamente todo. Contrario a lo que pudiera pensarse, no es la primera vez que se utiliza. El 9 de febrero, el invento fue empleado en el partido entre Lille y Nantes, con lo única diferencia que en aquélla oportunidad, los comentarios no fueron transmitidos en vivo. Luego entonces esta situación puede analizarse bajo dos perspectivas. La primera tiene que ver con los beneficios que podría tener para los Comités Disciplinarios de todo el mundo (imagínese la cantidad de mentadas de madre que escucharíamos en nuestro país) ya que el audio sería prueba fehaciente en cualquier tipo de controversia. La segunda nos lleva a formularnos una pregunta, ¿En realidad será una medida para terminar con las controversias surgidas de las discusiones en el campo de juego, o tan sólo será una medida para incrementar el rating mediante el morbo que pueda resultar el escuchar un diálogo que en ocasiones no es precisamente de lo más cordial?. Eso sólo el tiempo lo dirá.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas