Mundial y Juegos Olímpicos

Vaya momentos que se vivieron este viernes para definir la sede de los Juegos Olímpicos del 2016.

Vaya momentos que se vivieron este viernes para definir la sede de los Juegos Olímpicos del 2016. A Chicago no le alcanzó con el “efecto Obama”, Tokio nunca figuró entre las favoritas y Madrid se quedó una vez más con las ganar de organizar unos Juegos Olímpicos. Rio de Janeiro fue la elegida tras el emotivo discurso de Lula De Silva, el mandatario brasileño y la presencia de “O Rey” Pelé. Vaya paquete para el país sudamericano, porque en un lapso de 2 años tendrá la responsabilidad de organizar un Mundial de Futbol (2014) y unos Juegos Olímpicos (2016). Cabe decir que fuimos testigos de un proceso olímpico en el que los mandatarios de dichos países se involucraron más que nunca por una simple razón: este tipo de eventos, van más alla de lo deportivo, mucho más allá. Significan crecimiento económico, desarrollo de infraestructura en materia de transporte, vivienda (las villas olímpicas en eso se convierten) y en general, sirven como una plataforma, una palanca de desarrollo de un país. Es pues parte de una estrategia a mediano, largo plazo, con una visión que va más alla de las filiaciones partidistas o ideológicas. Le comento esto, porque a inicios de esta semana, la Federación Mexicana anunció que desistía de buscar la candidatura para el Mundial del 2018. Al respecto pienso dos cosas. La primera es que fue lo más honesto que se pudo hacer, porque carecemos de la infraestructura para organizar un evento de tal magnitud. Veamos, Santos Laguna está a punto de inaugurar su Estadio Territorio Santos Modelo, y Chivas parece que finalmente después de varios retrasos por X, Y o Z, estrenará estadio muy pronto. El Victoria de Necaxa también podría ser considerado un estadio funcional y hasta ahí. Párele de contar. El resto de los estadios se han hecho viejos y peor aún, poco funcionales. En cuanto a la infraestructura del país, no soy un experto en la materia ni mucho menos, pero no se necesita serlo para saber que el transporte público en gran parte del país no es una maravilla, está lejos de serlo. Reitero, el anuncio me pareció honesto, pero sobre todo realista. Ahora, lo único que me deja pensando es, ¿que están haciendo los equipos de futbol para contar con mejores escenarios? Poco o nada salva las excepciones referidas en líneas anteriores. Pero lo que más me preocupa de todo este asunto, es que tanto la Federación, como los equipos, incluso el mismo gobierno en sus distintos niveles, sigan viendo un Mundial de Futbol como un  torneo de futbol en el que Brasil, Alemania, Italia, Argentina (si califica) siempre son candidatos y en donde nuestra Selección difícilmente avanza al famoso quinto partido y no como una oportunidad, un pretexto para el desarrollo de infraestructura y una palanca económica importante a mediano y largo plazo, en donde ganaríamos todos. Eso es lo que más me preocupa, porque un evento como un Mundial o unos Juegos Olímpicos deja un legado para el país que los organiza. Pero algunos lastimosamente no lo alcanzan a comprender.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas