Cuando uno gana, el otro pierde

Hay un adagio escrito por Roberto Gómez Junco hace ya algunos años, refiriéndose a los equipos regiomontanos.

Hay un adagio escrito por Roberto Gómez Junco hace ya algunos años, refiriéndose a los equipos regiomontanos. “Cuando uno gana, el otro pierde”, esta temporada se ha cumplido al derecho y al revés. A principios de temporada Monterrey en el papel pintaba para algo grande, mientras que en Tigres estaban sembradas las dudas por todas partes. Pero con el correr de los partidos las cosas cambiaron, mientras que los felinos iniciaban ganado puntos sorprendiendo a propios y extraños, los Rayados, a pesar de mostrar buen futbol, no estaban consiguiendo buenos resultados. De pronto las cosas dieron un giro inesperado, Tigres acumula hasta hoy un empate y tres derrotas en fila, en las cuales han recibido 12 goles y sólo han conseguido marcar 2 anotaciones a su favor. Lo peor del caso es que estos resultados negativos han sido ante rivales que en el papel no representaban peligro, como lo eran Pachuca, Chivas, San Luis y Santos. En cambio, los albiazules ligaron su tercer triunfo, uno de ellos ante el temible Toluca, otro ante Atlas, los rojinegros siguen empeñados en darle la espalda a su técnico, y el tercero ante los Gallos Blancos. Con esto han grado de sumar en este momento 13 puntos, cuando hace una semana estaban en el fondo dela tabla con 4 unidades. Giros de este tipo son los que esta dando el torneo de Apertura Comex 2002, y aun faltan muchas cosas por vivir cuando estamos casi a la mitad del camino. Las Águilas y la campeonitis. Desde ya algunos años que no veíamos un inicio de torneo como el que están teniendo los americanistas, al sumar 6 victorias y un empate. Los de Coapa no saben que es una regla que el equipo que termina como campeón, tiene que empezar mal el siguiente torneo y poniendo en tela de duda el trofeo obtenido. En esta ocasión, creo que a las Águilas les esta llegando su buen momento justo ahora y arrasando con sus rivales en lo que va del torneo. Hoy día marchan invictos y por lo que se puede ver, la próxima jornada que se enfrenten a Veracruz, podrán continuar con su racha, claro, si los escualos no dan el campanazo de la jornada, eso es algo que se esta haciendo costumbre en este torneo, ahora los chicos les pegan a los grandes. Hasta luego.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas