Feliz año

La columna de este día es para agradecerles las visitas a la página de meditiempo.com específicamente a las columnas de todos los que aquí colaboramos. También desearles un buen año 2003, primero...

La columna de este día es para agradecerles las visitas a la página de meditiempo.com específicamente a las columnas de todos los que aquí colaboramos. También desearles un buen año 2003, primero que nada con salud y trabajo. En este año creo que hubo tres equipos que fueron sensación en los dos torneos cortos. En el Verano 2002 La Piedad fue la sorpresa con Víctor Manuel Vucetich al frente, sorprendió al terminar de líder general, aunque a las primeras de cambio fue descalificado por América, quienes a su vez avanzaron como 8avo lugar, posteriormente se llevaron el campeonato. Para el torneo que recién termina Toluca se lleva las palmas. Un equipo que tuvo tres directores técnicos en un mismo torneo, supo sobrellevar el problema, basándose en coraje y una poderosa ofensiva, Cardozo apuntalando, llegaron hasta el título. Deseos para este año nuevo 2003. Que los torneos tomen nombres coherentes, no llamando “Clausura” al inicio de año y “Apertura” al final, aunque todo puede suceder, ya hubo torneos de “Invierno” que se jugaban en Verano y Otoño, y de “Verano” que se jugaban en Invierno y primavera. Que deje de llamarse “Tabla de porcentajes” a los que realmente son cocientes, resultados de una división entre puntos ganados y partidos jugados Que dejen de efectuarse tantos cambios de sede y nombre, los que hace tres años estaban prohibidísimos hoy se dan como pan caliente. Que los directivos se capaciten en otros países antes de entrarle al negocio de futbol, en el que por su inocencia son presa fácil de los promotores de jugadores. También que dejen de venir bultos al futbol, malos ya hay que aquí, ¿Para que traer más?. Que los equipo realmente se refuercen y le tiren al campeonato, no solo a “calificar”. Que nuestro futbol consiga subir de nivel, y no tenga que llegar a tanda de penaltis con equipos supuestamente “chicos”, lógicamente si hay un gigante, los demás no deben de darle problemas. Que los aficionados entiendan que esto es un deporte y no una guerra entre barras. Los estadios no serán seguros mientras algunos seudo-aficionados sigan con su interés por querer hacer en México una sucursal de la violencia sudamericana. Lo mejor en este nuevo año para todos los lectores.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas