Doble moral en el fútbol mexicano

Por los fallecidos en Francia sí hubo minuto de silencio. ¿Y por los que mueren a diario en México?

La barbarie sucedida en Francia indignó al mundo entero, ver la degradación del ser humano sin duda era motivo de conmoción. De inmediato, los mensajes de repudio al hecho y apoyo a Francia explotaron las redes sociales; aunque muchos otros condenaban la solidaridad del sentimiento entre los mexicanos por los atentados en Europa y no en México.

Era momento de solidarizarse con los franceses, de sentir su dolor y condenar el hecho, tanto como lo debería seguir siendo por los desaparecidos de Ayotzinapa o los muertos en Michoacán, Guerrero, Cancún... Es aquí donde la doble moral del fútbol mexicano me impresiona.

El fin de semana vivimos con tristeza un minuto de silencio para los franceses; la Federación Mexicana de Fútbol así lo dispuso para la última jornada.

Jamás vimos esa solidaridad a la causa con los desaparecidos; el mismo extécnico nacional, Miguel Herrera, aseguró en su momento que no podía meterse al tema porque no era su trinchera.

Solidarizarse con Francia solo nos recordaba que somos seres humanos, que sentimos y condenamos la violencia; pero no hacerlo por los tuyos, por los que cada fin de semana asisten a tus estadios es cerrar los ojos y mostrar indiferencia.

Entiendo lo difícil que sería para la Federación manifestarse por hechos como el de Ayotzinapa, donde la voz generalizada asume como responsable al gobierno.

Y no me molesta el minuto de silencio en honor a los caídos en tierras francesas, pero sí la indiferencia que el fútbol mexicano ha vivido con lo acontecido en sus propias fronteras. Nuestros federativos deberían ver de vez en cuando hacia adentro y no tanto hacia fuera.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas