En Cruz Azul deberían aplicar el: 'si no pueden, renuncien'

Que todos aquellos que no han dado resultados, comenzando por Guillermo Álvarez, dejen su cargo y den paso a nuevas generaciones.

Alejandro Martí, activista mexicano, hizo célebre la frase de "si no pueden, renuncien"; en ese entonces, reclamaba a las autoridades por la falta de seguridad en el país. Desde entonces, creo que la frase debería ser aplicada para todos.

Esforzarse no debería ser el único argumento, lograr los objetivos debería serlo todo. Por eso, Cruz Azul tendría que seguir ese camino.

Con 18 años sin un título, es evidente que los celestes no han sabido hacer su trabajo. No dudo de la experiencia de Guillermo Álvarez o su capacidad para hacer negocios; sin embargo, en el plano deportivo, sus fracasos son más grandes que sus pequeños logros.

Antes de que el torneo diera inicio y desde que se anunció la llegada de Sergio Bueno a la institución, todo el mundo entendió que Cruz Azul sufriría de más, quedarse fuera de la Liguilla no era un hecho tan predecible, pero no obtener la estrella sí lo era.

Tan es así que celestes de renombre, como León Krauze, decidieron poner en "stand by" su afición, pues las decisiones a todas luces eran incorrectas.

Lo que pasó era lógico, Bueno fracasó y en su relevo entró Tomás Boy, un hombre que sin duda tiene más personalidad y prestigio, pero su currículum no le alcanza para garantizarle el éxito a los de la Máquina.

Ahora, con tiempo de sobra para planear el torneo -casi dos meses-, auguro que Cruz Azul contratará de última hora y moverá lo más que pueda sus fichas buscando una renovación; por supuesto, siempre dando cabida a las peticiones de los promotores.

Entonces seguirán igual. Las cosas lamentablemente no cambiarán hasta que Guillermo Álvarez acepte que no puede llevar a Cruz Azul a obtener una nueva estrella y entonces dimita de su puesto.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas