Sueños de Futbol

El futbol es un territorio para soñar. Los jugadores son quienes mejor lo saben. Muchas veces no lo comprenden del todo, pero saben que juegan y observan el futbol para soñar.

El futbol es un territorio para soñar. Los jugadores son quienes mejor lo saben. Muchas veces no lo comprenden del todo, pero saben que juegan y observan el futbol para soñar. En una mejor vida, en un superior estado de ánimo, en una reconciliación escondida, en una infancia perdida. Por ello el futbol tiene una enorme capacidad de contagio. Porque los sueños están ligados a las personas tanto como las estrellas al firmamento. Y la cancha es un terreno ideado para soñar. Toda gambeta, todo encuentro, cada asociación, cada desborde, todos los intentos tienen o tuvieron su origen en un sueño.     Los jugadores y ex jugadores son presa fácil de las ensoñaciones futboleras. El mecanismo emocional sucede en automático: un aroma discreto, una imagen de juego o una melodía sintonizan la memoria y detonan cientos de imágenes que se suceden una de tras de la otra. Muy a menudo, las sensaciones son tan intensas que van acompañadas del rocío de las lágrimas que rebotan. Esos sueños hacen reconocer al jugador que el futbol está y estará ligado a su vida de forma irremediable, como un atalaya vigilante cuya misión es concederle momentos de felicidad pasajeros, efímeros como el olor de la mujer amada, pero intensos como la certeza de saber que soñar que se juega es también una forma de jugar. El jugador sabe que regresar al campo de juego para besarlo después de un gol definitorio es un trance espiritual. Se respira de forma distinta y de nuevo, tal como en el sueño previo, se adueña del cuerpo la sensación y la posibilidad de poder volar. Por momentos eternos se recupera la infancia y la existencia se torna pasajera, sublime, etérea. Son las razones por las cuales los jugadores tienen vida breve y memorias largas. Por sus sueños. Por sus sueños de futbol. Diego Gaspar Escritor y ex futbolista profesional @diegogasparv

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas